Gobierno sacrificará 648 casas de interés social para pagar ciberseguridad de Hacienda

El gobierno de Rodrigo Chaves pretende tomar más de ₵6 mil millones destinados a construcción de vivienda para pagar programas informáticos del Ministerio de Hacienda.

0
10

En el Segundo Presupuesto Extraordinario de este año el gobierno le solicitó a la Asamblea Legislativa que se tomen ₵6.689 millones del Banco Hipotecario de la Vivienda (Banhvi) y que sean trasladados al Ministerio de Hacienda para cubrir el costo de programas y tareas de ciberseguridad.

El Banhvi rechaza ese recorte, ya que, implica que se dejen de recibir solicitudes nuevas del bono familiar de vivienda. Con ese dinero se pueden levantar 648 casas para unas 2.590 personas. Además, se dejaría de construir más de 27 mil metros cuadrados y se afectaría el empleo de unas 2.477 personas.

Ya durante el gobierno de Carlos Alvarado se tuvieron que suspender temporalmente las solicitudes debido a que en el presupuesto del 2020 se aplicó un recorte de ₵16.500 millones y en el del 2021 por ₵20.800 millones.

El sector de vivienda ha sido uno de los más afectados con las políticas de ajuste del gobierno que viene disminuyendo todos los rubros sociales. Este nuevo ataque se sustenta en la arbitraria regla fiscal que impide el crecimiento del gasto, sin importar las necesidades que no se logren cubrir.

Aunado a eso, los constantes aumentos en los costos de construcción hacen cada vez más difícil acceder a una vivienda. El índice de precios de vivienda de interés social tuvo una variación mensual en abril de 3,82%, según informa el INEC. Este es el aumento más alto en la última década. Por su parte, la variación interanual es de 17,26%.

Estimación del Centro de Estudios del Negocio Financiero e Inmobiliario (Cenfi) indican que el déficit habitacional el año pasado fue de 308 mil viviendas, de estas 16 mil corresponde al déficit cuantitativo (faltante) y 292 mil al déficit cualitativo (136 mil estructuras en mal estado y 156 mil en condición regular). 

Es necesario un plan de construcción masiva de vivienda social para solucionar el déficit que existe en el país que afecta a la clase trabajadora y los sectores populares. Es el Estado el que debe asumir la tarea de construirlo y debe ser financiado a través de impuestos a las grandes empresas y fortunas. Para esto hay que salir a las calles contra este gobierno y su plan de ajuste.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí