Día de Acción de Gracias criollo: apología del genocidio indígena

0
15

 

  • El proyecto hace gala de un gran desconocimiento histórico e ignora que los pueblos originarios estadounidenses catalogan esa fecha como el “Dia Nacional de Luto”.

Johan Madriz

El diputado Jonathan Prendas, junto a otros de sus colegas, presentó un proyecto de ley para crear “el Día de Acción de Gracias en Costa Rica, que se celebrará el último jueves de noviembre. Tendrá como objetivo fortalecer los valores familiares, la convivencia pacífica y la atracción de turistas que buscan conmemorar esa fecha fuera de su país”.

Esta nueva ocurrencia del bloque conservador religioso del Parlamento se propuso bajo el pretexto de “incentivar la visita de turistas de Estados Unidos a nuestro país durante la celebración del Día de Acción de Gracias”. Mas allá de que el proyecto pueda representar algún beneficio al sector turístico (lo cual es dudable), lo cierto es que cada proyecto de estos diputados tiene que ver leído con lupa.

A pesar de que toda la argumentación gira en torno al fomento del turismo el único artículo del proyecto coloca como primer objetivo el de “fortalecer los valores familiares”. Esto en boca de estos diputados y diputadas conlleva un contenido eminentemente conservador y religioso. Es la misma táctica que han usado regularmente de presentar iniciativas de ley que parecen “inocentes”, con un lenguaje muy ambiguo que luego puede ser interpretado de cualquier forma. Por ejemplo, en un proyecto que pretende igualarles a los hombres el fuero de protección de las madres y personas gestantes para impedir su despido, incluyeron nociones antiderechos contra el aborto.

Como segundo propósito esta la “convivencia pacífica” (que puede significar todo o nada). Suponemos que esto se refiere a la calma social que la burguesía del país requiere para seguir explotando y cargándoles la crisis a los sectores trabajadores, esa calma que se logra con la criminalización de la protesta, con la represión y los ataques antisindicales. Una convivencia pacífica que no existe para los pueblos indígenas que luchan por la recuperación de sus territorios y donde el Estado ha tomado posiciones racistas y etnofóbicas, además de que ha sido omiso y cómplice con la escalada de violencia de los terratenientes contra las personas recuperadoras.

En esta misma línea, el proyecto hace gala de una gran ignorancia histórica. Se basan en la historia popular colonial de que “los peregrinos europeos fueron acogidos por los indios Wampanoag, quienes les enseñaron técnicas para sobrevivir en las nuevas tierras, especialmente para el cultivo, la caza y la pesca”. Versión que ha sido ampliamente rebatida por la historiografía. Además, ignora que los pueblos originarios estadounidenses catalogan esa fecha como el “Dia Nacional de Luto”.

Desde hace décadas los pueblos nativos deploran esta celebración, ya que para ellos significa el inicio del genocidio por parte de los colonos europeos. En noviembre pasado Kisha James, nieta de Wamsutta Frank James iniciador del “Día Nacional de Luto”, le expresaba a Los Angeles Times lo que encarna esa fecha para su pueblo:

“Los pueblos nativos no tenemos motivos para festejar el arribo de los peregrinos. Queremos educar a la gente para que comprenda que las historias que aprendimos en la escuela sobre el primer Día de Acción de Gracias son puras mentiras. Los wampanoag y otros pueblos indígenas ciertamente no fueron felices para siempre desde el arribo de los peregrinos. Para nosotros, el Día de Acción de Gracias es un día de luto porque recordamos a los millones de antepasados nuestros asesinados por los colonos europeos, como los peregrinos, a quienes nadie invitó aquí. Hoy, nosotros y muchos pueblos indígenas de todo el país decimos ‘ni gracias ni acción’”.

Finalmente, la última intención del plan es el turismo. Argumentan que en esa fecha 27 millones de estadounidenses viajan, aunque la mayoría lo hace a lo interno del país y para encontrarse con familiares y amistades. Tan absurda es la propuesta que, a diferencia de Estados Unidos, la pretensión ni siquiera es establecer un día libre: “no se trata de un feriado ni constituye una acción que le genere un gasto al país, sino que es un proyecto que corresponde con el propósito del gobierno de convertir acciones sociales en políticas públicas”.

Tan decadentes son las ideas de estos sectores que lo que se les ocurre es copiar artificialmente una celebración de otro país y que para variar tiene como trasfondo el asesinato de millones de personas.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí