Defendamos a las personas campesinas en Los Chiles que se toman las tierras para poder sobrevivir

0
4

 

  • Actualmente hay un aproximado de 800 familias que han tomado entre 4.000 y 4.500 hectáreas de tierras en la Zona Norte.

  • Hemos propuesto que realicemos mitines de protesta frente al Inder, Tribunales de Justicia y otros puntos para señalar al Estado represor.

Sthefanny Zúñiga

Debido a los efectos económicos de las medidas para afrontar la pandemia, el aumento exorbitante en el desempleo (sobretodo en la Zona Norte donde las personas dependen de los trabajos de las fincas de monocultivos), y la nula respuesta de parte del gobierno a las problemáticas de las mayorías trabajadoras y populares, muchas familias se han visto obligadas a tomar las tierras para producir sus alimentos.

Si bien el problema de tierras en Costa Rica suele estar relacionado con los territorios indígenas y la ocupación de terratenientes blancos en ellos, también se da en otros lugares del país donde se enfrentan familias campesinas contra grandes empresas y terratenientes, muchas veces asociados a la producción de monocultivos.

Actualmente hay un aproximado de 800 familias que han tomado entre 4.000 y 4.500 hectáreas de tierras en la Zona Norte y otras tomas en distintas zonas del país. Particularmente en Medio Queso, las familias campesinas están enfrentándose a la represión estatal, la criminalización de su lucha y la judicialización de dirigentes del movimiento campesino.

Por otro lado, el Estado a través de sus instituciones como el Inder, institución a la cuál le correspondería velar para que las familias tengan acceso a tierras, más bien se pone al servicio de los terratenientes obstaculizando el giro de dinero para las familias. Esto al exigirles, para adquirir las tierras, contar con un planeamiento para trabajarlas los cuales tienen un valor aproximado a los 3 millones de colones.

Por su parte el Banco Nacional demandó a familias que tomaron tierras bajo su posesión y las cuales estaban abandonadas hasta que estás personas llegaron.

Además, el Poder Judicial se encuentra -como ya se señaló- procesando penalmente a dirigentes y la policía les amedrentan y reprime. Esto cuando lo que han hecho, en medio de la crisis económica y sanitaria es llegar a trabajar la tierra para producir sus alimentos.

Desde las organizaciones de izquierda debemos apoyar la solidaridad con la lucha campesina del norte, por lo cual hemos participado en dos ocasiones en las reuniones abiertas del Comité Estudiantil. Hemos propuesto que realicemos mitines de protesta frente al Inder, Tribunales de Justicia y otros puntos para señalar al Estado represor, así también para ampliar la lucha, convocar a organizaciones y activistas, visibilizar en el Valle Central la problemática del campesinado del norte y ampliar otras acciones de apoyo y solidaridad.

Insistimos que para amplificar el apoyo de otros sectores y presionar a las instituciones, es necesario realizar acciones de protesta presencial. Desde ¡Ya Basta! nos solidarizamos con las familias campesinas y las personas dirigentes que están en procesos judiciales y que sufren la persecución por parte del Estado. Hacemos un llamado a las organizaciones de izquierda, movimientos sociales, organizaciones estudiantiles, sindicales y activismo en general a acompañar y visibilizar la lucha de las personas campesinas.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí