Colón se devaluó 4,3% en 2021 y se proyecta una cifra similar este año

0
397

 

  • Se estima que durante el 2022 el colón se devaluará cerca de 4,2%, unos ₵26,58, con lo cual al final del año el tipo de cambio estaría en ₵670.

Johan Madriz

La inflación y la devaluación de las monedas son impuestos a la vida, al consumo, son una carga que afecta sobremanera los salarios. Ambos tuvieron una ruta ascendente durante el 2021 y las proyecciones estiman que esta continúe durante este año.

Según el Banco Central (BCCR) el tipo de cambio del colón con respecto al dólar finalizó el 2021 en ₵642,34. Esto representa una devaluación de la moneda nacional de 4,3% con respecto a los ₵615,43 con que comenzó ese año.

Durante los últimos cinco meses la devaluación se aceleró hasta llegar a su punto mas alto el 21 de diciembre con una tasa de ₵644,76. Este proceso se debe a las grandes cantidades de divisas que demandan las instituciones publicas para realizar inversiones y pagos de deuda en el extranjero, la mayor demanda para el pago de las importaciones, el alza internacional de los precios de las materias primas y, en menor medida, la colonización de deudas.

A lo anterior se le suma una posición mas relajada por parte del Banco Central en cuanto a su participación en el mercado mayorista (Monex) para estabilizar el tipo de cambio, concordante con su política de flotación. Durante el 2020 el banco intervino con $279,6 millones, sin embargo, para el 2021 solo lo realizó por $35,8 millones.

La encuesta de expectativas que realiza el BCCR a diferentes agentes económicos estima que durante el 2022 el colón se devaluará cerca de 4,2%, es decir, unos ₵26,58. De esta forma, al 31 de diciembre se espera que cada dólar equivalga a unos 670 colones.

A la par de la devaluación esta el aumento en la inflación (que cerró el 2021 en 3,30%) que se comen los salarios continuamente. Mientras tanto el ajuste salarial que nominalmente es un aumento, en términos reales significa una reducción del valor del trabajo. En el sector público debido a la arbitraria regla fiscal no se estableció ningún incremento y continuará de esta forma por al menos 10 años para dedicar esos recursos al pago de la deuda. En el sector privado el “aumento” se fijó en 2,09% y no es obligatorio a menos que se gane el salario mínimo, cuyos montos son de miseria.

Al igual que todas las decisiones del gobierno, el manejo del tipo de cambio no es puramente técnica y económica, tiene un componente político para determinar a quienes se favorece o perjudica. En ese sentido, definitivamente, los sectores trabajadores y populares son de los más afectados en cuanto sus limitados ingresos pierden valor aceleradamente.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí