Carlos Alvarado recibe premio por conservar el océano… una protección de papel

Su gobierno dejó al borde del cierre técnico al Sinac, el ente encargado de la protección de las áreas de conservación, debido a la aplicación de la regla fiscal.

0
27

El expresidente Carlos Alvarado recibió este lunes el Premio al Liderazgo Planetario 2022 de National Geographic Society por su “compromiso y acción para proteger el océano”. La adjudicación se basa principalmente en la decisión de ampliar 27 veces el área protegida del Parque Nacional Isla del Coco hasta los 54 mil kilómetros cuadrados, además, de la conformación del Área Marina Administrada Bicentenaria con lo cual el 30% de las aguas marinas del país están bajo algún tipo de protección.

A pesar de esto, esta protección es de papel. Jorge Jiménez director general de la Fundación MarViva ha señalado en el pasado que “tenemos mayoritariamente en el sector marino parques de papel, no existe una protección efectiva de las áreas marinas protegidas de este país”, esto debido a que los guardaparques “no tienen botes, no tienen capacitación y no hay suficientes funcionarios”.

Solo para hacerse una idea la nueva área del parque es 3 mil kilómetros cuadrados más grande que todo el territorio continental del país y, según la Fundación Amigos de la Isla del Coco, solo 30 personas son las que están designadas para su protección.

A esto se le añade la hipocresía gubernamental que por un lado “protege” una mayor cantidad de territorio, pero por el otro legisla en favor de los intereses comerciales a los que poco les importa la conservación de la biodiversidad. Así, por ejemplo, Carlos Alvarado se negó a emitir un decreto que evite la comercialización de especies de tiburón amenazadas (martillo, sedoso y zorro) que están catalogadas como especies comerciales en lugar de como vida silvestre. Esa misma situación fue la que llevó a que Luis Guillermo Solís fuera declarado como “enemigo de los tiburones” por la organización Shark Project.

Un informe del Centro de Rescate de Especies Marinas Amenazadas critica que “la inacción del gobierno costarricense hubiera dejado desprotegidas poblaciones de tiburones y tortugas, en especial el tiburón martillo, que ya enfrentan graves amenazas”, además señala al país como el sexto mayor exportador de aletas de tiburón en el mundo. Por su parte, MarViva estimó que entre el 2012 y el 2017 se exportaron desde el país unas 455 toneladas de aletas de tiburón, principalmente a Hong Kong.

Alvarado comentó en la premiación que “debemos ser muy ambiciosos cuando se trata de proteger el océano y su biodiversidad”, sin embargo, su gobierno dejó al borde del cierre técnico al Sinac, el ente encargado de la protección de las áreas de conservación, debido a la aplicación de la regla fiscal. En definitiva, la careta “verde” que los gobiernos nacionales venden en el extranjero no es más que eso, hay mucha legislación que en la realidad está vaciada de contenido y sin presupuesto para ejecutarse. Los intereses mercantiles y el capitalismo explotador y devorador son los que finalmente deciden e imponen las reglas del juego.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí