Alerta roja con control estatal sobre hospitales privados

0
8

  • 121% de ocupación en camas UCI y más de 1000 hospitalizados por un mismo diagnóstico por primera vez en la historia.
  • En necesario poner los hospitales privados bajo control estatal para atender la emergencia nacional.

Deby Calderón Vega

Los números de la pandemia siguen en aumento mientras el gobierno ve para otro lado. El sábado 8 de mayo la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) comunicó que en los hospitales hay una ocupación del 121% en las camas de cuidados intensivos UCI y que la población que está muriendo es cada vez más joven (1). Las gerencias de la CCSS solicitan emitir decreto de alerta roja por la sobre-saturación de los servicios de salud mientras Carlos Alvarado continúa negociando con las cámaras empresariales para que sus ganancias no se vean afectadas.

La saturación en los hospitales es tal que, han tenido que re-ubicar camas destinadas a otras patologías en la atención del Covid-19, por lo cual se disminuye la capacidad de respuesta y atención en general de los servicios de salud. Sumado a esto, es la primera vez en 80 años de existencia que en los hospitales de la CCSS hay “más de 1000 pacientes hospitalizados por un mismo diagnóstico” (2).

Por su parte, los sindicatos de la salud Siprocimeca y Sinae dieron a conocer que en casos de emergencia nacional el Ministerio de Salud puede hacer uso de los centros hospitalarios privados, sin ningún costo, como consta en el artículo publicado por la comunicadora Fabiola Pomareda:

“Según el artículo 368 de la Ley General de Salud (5395), “en caso de peligro, amenaza o de invasión de epidemia y de desastre provocados por inundaciones, terremotos u otra calamidad, y en casos de emergencia nacional, el Ministerio podrá tomar a su cargo: (…) edificios u hospitales públicos o privados, por el tiempo que el Poder Ejecutivo decrete».” (3)

Por su parte, la Cámara Costarricense de la Salud –con la complicidad del Estado– dicen poner a disposición 130 camas pero solamente para pacientes no-Covid (4) y por supuesto que se les pague “con las facilidades y tarifas especiales del servicio ofrecido como parte de las alianzas público-privadas” (3).

Así, los avaros capitalistas le huyen a la emergencia “como a la peste”, y proponen venderle los servicios de salud al Estado aprovechando el colapso del seguro social, (costos que tendremos que pagar los de abajo con los impuestos que pagamos), mientras los empresarios de la salud continúan acumulando riqueza evadiendo impuestos y quienes gozan de grandes privilegios fiscales. Esto se da en alianza con el gobierno, con el que van a pactar los términos del contrato a puerta cerrada.

Ni el gobierno, ni los empresarios de la salud están por afectar las grandes ganancias. Quieren seguir enriqueciéndose a pesar de la pandemia, mientras la clase que trabaja se contagia y pone los muertos. Si existe legislación que permite tomar control estatal de los hospitales privados para atención de la emergencia nacional, ¿por qué no hacerlo? Cuando las ganancias privadas se pueden ver cuestionadas entran en mesas de diálogo para hacer acuerdos y “contratos público-privados” y que se les pague.

Así como hay una enorme presión internacional que crece para la liberación de las patentes de vacunas debemos levantar la consigna del control estatal de los hospitales privados, para dar una mejor atención a las personas enfermas por Covid-19 y otras patologías, sin ningún costo para el pueblo trabajador. Que paguen las grandes empresas que lucran con nuestra salud.

Para superar la pandemia capitalista del siglo XXI (5) hay que vacunar a la mayoría de la población mundial, pero el gobierno capitalista de Carlos Alvarado sigue sin pronunciarse por la liberación de la patentes de las vacunas, para que se puedan fabricar en muchos más laboratorios sin costos de propiedad intelectual. Así se podría avanzar más rápido con la vacunación en todo el mundo y no solamente en los países ricos, que acaparan el 80% de las vacunas.


Notas:

1. Amelia Rueda. https://www.ameliarueda.com/nota/ccss-a-120-de-su-capacidad-en-uci-por-cantidad-de-casos-covid-19

2. CCSS. https://www.ccss.sa.cr/noticias/servicios_noticia?autoridades-ccss-alertan-al-gobierno-condicion-critica-de-saturacion-hospitalaria&fbclid=IwAR14ayg1Z_T-lcDRUyCbJLLhfC1Sec-xVkzTixccI9DcdonvPGtw58pnCFc

3. Semanario Universidad. https://semanariouniversidad.com/pais/ley-permite-que-hospitales-privados-reciban-pacientes-por-emergencia-pero-sin-cobrar-dicen-gremios/

4. Monumental. https://www.monumental.co.cr/2021/05/09/sector-privado-dispondria-de-130-camas-para-pacientes-no-covid-19-de-hospitales-de-la-ccss/ 

5. Hablamos del SARS-CoV-2 como una pandemia capitalista del siglo XXI por ser un producto de la explotación del sistema del capital de la humanidad y la naturaleza, aplastando la diversidad ecológica y los mecanismos de contención de virus, bacterias y otros patógenos del medio natural al medio social, así como la concentración de monocultivos de plantas y animales en grandes granjas que provocan la transición zooótica de agentes patógenos en la cadena alimentaria. Los hallazgos de biólogo evolucionista Rob Wallace en su reciente libro “Big Farms make big flu” son una referencia central.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí