Ajuste del gobierno va ₵395 mil millones por encima de lo exigido por el FMI

0
5

 

  • Esto da cuentas de la profundidad de las medidas de ajuste neoliberal tomadas durante esta administración.

Johan Madriz

El Ministerio de Hacienda anunció que para el primer trimestre del año se registró un superávit primario de ₵361.762 millones (0,85% del PIB), el mejor balance en los últimos 14 años. De esta forma se sobre cumple la meta pactada con el FMI que preveía un déficit primario de ₵34 mil millones a marzo. Esto da cuentas de que las medidas de ajuste neoliberal tomadas durante esta administración han superado todas las expectativas.

En marzo se registró la mayor recaudación tributaria nominal de la historia alcanzando ₵835 mil millones (1,95% PIB). Los ingresos totales del trimestre ascendieron a ₵1,9 billones (4,53% del PIB), convirtiéndose en la mayor recaudación en 17 años y representando un crecimiento de 11,45% con respecto al año anterior. Por el impuesto sobre la renta se obtuvieron ₵732 mil millones (1,71% del PIB), lo que significa que este tributo mostró una tasa de crecimiento del 17%. El IVA se colocó como el segundo impuesto con mayor peso con ₵600 mil millones (1,40% del PIB), sin embargo, es el que muestra la mayor tasa de crecimiento (23,02%).

Estas cifras confirman la ruta del ajuste fiscal que introdujo el IVA como la principal fuente de financiamiento del Estado. Este es un impuesto regresivo que grava el consumo por igual, sin importar el nivel económico de la persona, por lo que se puede asegurar que el sistema tributario del país es sumamente desigual al mantener privilegios sobre las ganancias empresariales y las fortunas. La carga del “saneamiento fiscal” responde al desmejoramiento generalizado de los salarios y las más difíciles condiciones de vida para los sectores trabajadores.

Por su parte, los gastos totales fueron equivalentes al 5,30% del PIB (₵2,26 billones) con un aumento interanual de 6,31%, sin embargo, de ese total ₵692 mil millones (1,62% del PIB) corresponden solo al pago de intereses sobre la deuda pública. Este es el rubro con mayor crecimiento –11,76% interanual– dentro del presupuesto. Si se consideran los gastos totales sin intereses el crecimiento sería de apenas 4,39% y el monto ascendería a ₵1,5 billones (3,68% del PIB), la cifra más baja en 13 años.

Al desglosar la composición del gasto, el gasto corriente es del 5,04% del PIB, con un incremento interanual de 7,34%, pero, de los ₵134 mil millones de crecimiento ₵68 mil millones corresponden al rubro de pago de intereses. El gasto de capital (inversiones e infraestructura) apenas fue de 0,25% del PIB (₵106 mil millones) y las remuneraciones del 1,74% del PIB (₵745 mil millones), en este rubro se incluyó un pago excepcional de ₵14 mil millones del MEP a la CCSS por deudas con la seguridad social.

Es claro que la “contención del gasto” en la realidad significa recortes en el presupuesto que afectan principalmente dos rubros: las remuneraciones y la infraestructura. En cuanto al primero, se encuentra congelada la creación de plazas y los ajustes salariales, resultado de los ataques al empleo público, achacándole ser la supuesta causa de la crisis fiscal, discurso facho que esconde que realmente la deuda es la soga al cuello de las finanzas públicas. El más reciente IMAE (enero) señala que “en enero de 2022 todas las actividades económicas, excepto los servicios de administración pública presentaron tasas de variación interanual positivas” y muestra que la construcción publica decrece desde diciembre de 2017 y solo en enero de este año cayó un 23,9%.

En cuanto al déficit financiero se reporta un faltante de 0,77% del PIB (₵331 mil millones), menor en ₵64 mil millones con respecto al mismo periodo del año anterior. Por su parte, la deuda del gobierno central fue de ₵28,44 billones (66,46% del PIB), pero al ajustarse según el tipo de cambio consignado en el acuerdo con el FMI se convierte en ₵28,02 billones, con lo cual también se cumple la meta de no superar los ₵28,74 billones.

Al respecto, Elian Villegas Valverde, ministro de Hacienda, se mostró complacido por los resultados que son producto del plan de ajuste implementado por el gobierno y aseguran sobradamente el cumplimiento de las exigencias del FMI. La ruta de estabilidad fiscal es el camino al empobrecimiento de las personas trabajadoras. Ese acuerdo es parte del plan ajustador para asegurar que se pague hasta el último colon de la deuda a costa de peores condiciones de vida, por eso hay que organizarse y luchar contra el gobierno y el Fondo para que sean las grandes empresas y fortunas las que paguen la crisis.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí