6.200 casas de interés social no se construirán por regla fiscal

0
21
23-09-2105/San Jose Costa Rica/fotografia del precario Triangulo de la Solidaridad para ilustrar nota sobre soluciones del gobierno a estos habitantes/Fotografia: JOHN DURAN

 

  • Del 2020 al 2022 el sector de vivienda dejaría de recibir ₵64 mil millones por los recortes del gobierno.

Johan Madriz

El gobierno sigue atacando la construcción de vivienda social amparado en las limitaciones impuestas por la regla fiscal. En los presupuestos de 2020 a 2022 se han aplicado grandes recortes que agravan la situación de la vivienda para los sectores más empobrecidos.

El Banhvi ha alertado de la suspensión de recepción de nuevas solicitudes de bonos de vivienda por el faltante de recursos y para el próximo año se dejarían de construir 2.583 casas.

La situación es producto de los recortes aplicados por el gobierno. En 2020 se redujo el presupuesto en ₵16.500 millones, en 2021 fueron ₵20.800 millones y para el 2022 serán ₵26.677 millones. De esta forma en los tres años, con la aplicación de la regla fiscal, el sector de vivienda dejaría de recibir ₵64 mil millones, lo que equivale a la construcción de 6.200 viviendas. La reducción para el próximo año representa el 25% de los recursos para el Bono Familiar de Vivienda.

Según el gerente del banco se desconocen “los criterios técnicos y sustento del recorte desproporcionado e irracional como el que se propone. El mismo proyecto de Presupuesto 2022 parte del supuesto de que habrá mayor recaudación por concepto de planillas y mayor recaudación por concepto del impuesto al valor agregado, que son las dos principales fuentes de ingreso del Fodesaf y, por ende, de financiamiento para los programas de vivienda del Banhvi, de manera que no hay una relación directa entre el recorte presupuestario que el ministerio de Hacienda propone y los niveles de ingreso que plantea para IVA y planillas”[1].

El Banhvi recibe recursos de tres fuentes: la ley de Fodesaf, que se nutre de los aportes realizados por planilla, la ley del Sistema Financiero Nacional para la Vivienda y el Impuesto Solidario de las casas de lujo. Según las estimaciones de la institución si se giraran los recursos que según estos instrumentos deberían recibir ₵108.317,6 millones.

Según las últimas estadísticas publicadas por el Ministerio de Vivienda (en 2018) en el país hay un déficit habitacional de 180 mil viviendas, hay 24 mil personas viviendo en cuarterías o asentamientos informales y 440 mil personas viven en casas inhabitables. Se estimaba que para solventar esta falencia se requerían ₵2,8 billones (en 2015).

De esta forma, es urgente que paren los recortes a las viviendas sociales, pero, teniendo en claro que, aunque se le otorgaran al Banhvi todos los recursos que le corresponden la solución al problema de vivienda en el país no podría resolverse nunca. Por eso, es necesaria otra salida, una anticapitalista, con la aplicación de impuestos al gran capital, a las fortunas y a los inmuebles ociosos para financiar un programa masivo de construcción de vivienda.


[1] “Banhvi pide a diputados revertir recorte de 26.677 millones en presupuesto 2022”. En www.delfino.cr

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí