1 Mayo: la clase trabajadora volvió a las calles

La marcha del primero de mayo fue importante porque demostró que hay malestar acumulado por los ataques del gobierno y la difícil situación económica.

0
15

El pasado domingo se realizó la marcha del día internacional de la clase trabajadora, algo significativo luego de dos años de pandemia, pues en el 2020 no hubo movilización y en el 2021 la misma fue sumamente reducida (los sindicatos no convocaron y solamente se movilizaron algunas organizaciones de izquierda). Sin embargo, para este año la movilización agrupó a unas 7000 personas.

La misma, a pesar de la dirección de las burocracias sindicales (lo veremos más adelante) es una muestra del descontento social que hay con el gobierno y con las políticas de ajuste del FMI. Las consignas y las intervenciones contra el gobierno entrante fueron muy bien recibidas por quienes asistieron.

A la movilización se sumaron distintas agrupaciones sindicales y de izquierda; sobre las primeras quienes mayoritariamente se hicieron presentes fueron las del Magisterio (APSE, SEC) y el bloque Bussco (UNDECA, ANDE, entre otros). A pesar de eso, ninguna de sus consignas para la marcha colocaba en el panorama la necesidad de organizarse para enfrentar al nuevo gobierno. En el caso del BUSSCO, la consigna fue “Marchemos por: paz, trabajo decente y pan”; mientras que la APSE llevó la siguiente “Los trabajadores somos la verdadera oposición”. En suma, ambas convocatorias carecieron de un eje político contra el gobierno entrante (o tan siquiera el saliente). Por ejemplo, en el caso de APSE no se específica de qué son la oposición y en cuanto al BUSSCO no se hace la mínima referencia a la situación política.

Esto evidencia la crisis que atraviesa el sector sindical y la cual se agudizó durante la pandemia, ya que, a pesar de los ataques contra la clase trabajadora, las burocracias hicieron maniobras para evitar las movilizaciones y apaciguar el descontento sentándose a negociar con el gobierno entre cuatro paredes.

En cuanto al Nuevo Partido Socialista, desarrollamos una campaña contra el gobierno entrante de Chaves y convocamos a la movilización con la consigna “¡Hay que retomar las calles! Contra el ajuste del gobierno y el FMI”. Eso determinó el carácter luchador y la agitación de nuestra columna (la cual contó con sonido propio), pues todas nuestras intervenciones y consignas se orientaron en ese sentido y fueron bien recibidas por quiénes asistieron.

La marcha del primero de mayo fue importante porque demostró que hay malestar acumulado por los ataques del gobierno y la difícil situación económica. Incluso, es significativo que, en torno a esta marcha, se desarrollaron protestas en varios puntos del país; por ejemplo, hubo protestas relacionadas por el acceso al agua (Hatillo y Belén), infraestructura educativa (Batán) y hasta un paro en el Liceo de Cervantes por problemas de pago. Como expuso nuestra compañera Marcela Ramírez en el acto de cierre de la columna, es preciso “limpiarse las lágrimas por derrotas pasadas” y reorganizar la lucha contra el ajuste neoliberal del gobierno de Chaves y el FMI. El próximo 08 de mayo convocamos a la movilización durante el traspaso de poderes, para demostrarle al gobierno entrante que tendrá oposición en las calles desde el primer minuto de su administración.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí