Zelensky prohíbe a once partidos de la oposición

0
10

 

  • Este giro antidemocrático de Zelensky pretende aprovechar la guerra para delinear con más nitidez el giro pro-OTAN del país.

Redacción

El Presidente ucraniano Volodimir Zelensky anunció la noche del domingo la prohibición de las actividades de once partidos políticos, incluyendo el principal bloque de la oposición en el parlamento.

Bajo el argumento de que se tratarían de formaciones políticas «pro-rusas», el Consejo de Seguridad Nacional aprobó la resolución que suspende las actividades de once partidos, la mayoría de ellos de centro-izquierda o izquierda.

Entre ellos se destaca el partido Plataforma de la oposición – Por la vida, la principal fuerza opositora al gobierno de Zelensky en el parlamento ucraniano. Además, también se proscribió a Oposición de Izquierda, la Unión de Fuerzas de Izquierda, el Movimiento Estado, el Partido Socialista Progresista de Ucrania, el Partido Socialista de Ucrania y la formación Socialistas.

Aunque el gobierno afirma que la medida sólo regirá mientras dure la Ley Marcial, en el país existente ya el antecedente de la proscripción al Partido Comunista de Ucrania, que permanece ilegalizado desde el año 2014 hasta la actualidad.

En un país donde existen numerosos grupos de corte neo-nazi, como la fuerza paramilitar Azov, el gobierno apunta sus dardos contra los partidos que cuestionan el alineamiento pro-occidente y la incorporación a la OTAN. Mientras tanto, los neo-nazis de Azov han sido reivindicados por cuentas oficiales del gobierno ucraniano en las redes sociales.

Este giro antidemocrático de Zelensky pretende aprovechar la guerra para delinear con más nitidez el giro pro-OTAN del país. Pero para hacerlo pasa por arriba de manera antidemocrática a diversas formaciones políticas que cuestionan dicha orientación.

Lejos de ser partidos marginales, muchos de ellos son fuerzas con presencia parlamentaria, incluyendo al principal bloque opositor. El silencio y la complicidad de EE.UU. y las fuerzas de occidente ante esta avanzada autoritaria de Zelensky muestra la verdadera cara de su supuesta «defensa de la democracia».

A pesar de la propaganda occidental que presenta a Zelensky como «héroe nacional» y «defensor de la democracia», su partido fue formado y financiado por empresarios acusados de armar grupos paramilitares anti-separatistas y anti-rusos. Es el caso del magnate Ihor Kolomoyskyi, un oligarca ucraniano dueño del medio 1+1 Media Group, el medio que emitió el programa «Servidor del pueblo» (protagonizado por el propio Zelensky) y luego financió la campaña electoral del partido con el mismo nombre que llevó la candidatura del actual presidente ucraniano.

Kolomoyskyi está acusado ante Interpol por armar y financiar grupos paramilitares en Ucrania, tanto en la región del Donbás como en otras regiones del país. Algunas denuncias indican que el magnate ucraniano desembolsó más de 10 millones de dólares para la formación y el armamento de grupos paramilitares de corte fascista. Además, en medio del conflicto de 2014 fue gobernador por decreto del Óblast de Dnipropetrovsk. Estos oligarcas son los que están detrás de la figura «democrática» de Zelensky que hoy prohíbe a los partidos de la oposición.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí