Vuelven las tensiones alrededor de Taiwán

La presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, realizó una gira por Centroamérica e hizo una escala en Estados Unidos.

0
60

Días atrás la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, realizó una gira por Centroamérica e hizo una escala en Estados Unidos, dónde se reunió con el líder de la Cámara Baja, Kevin McCarthy. Esto último provocó el enojo chino, por lo cual, en reacción  a la visita optaron por el despliegue militar de buques y aviones alrededor de Taiwán y realizar ejercicios de enfrentamientos.

Una situación similar ocurrió hace meses tras la visita de Nancy Pelosi (expresidenta de la Cámara Baja) a la isla, el gobierno chino respondió a esta provocación con amenazas. La situación tuvo a medio mundo al pendiente de las noticias, observando a través de videos en redes sociales el despliegue militar chino en las provincias del sur cercanas a Taiwán.

Volviendo a la actualidad, días antes de que se diera esta segunda escalada y los ejercicios militares, Emanuel Macron (presidente de Francia) y Ursula von der Leyen (presidenta de la Comisión Europea) realizaron un viaje a China, en principio para hablar sobre el conflicto en Ucrania. Según han reportado medios, luego de la visita, en palabras de Macron: “la autonomía estratégica debe ser la batalla de Europa” (1), mientras, von der Leyen se mantuvo más austera en las palabras.

Lo cierto es que lo anterior refleja la disyuntiva europea, sobre cuál es el rol de sus imperialismos frente a la disputa por la hegemonía entre Estados Unidos y China. Macron lo enfatizó a través de como las empresas europeas podrían verse afectadas si las sanciones a China se endurecen y se complican los temas comerciales (1). La UE parece estar en un “estira y encoge” entre las potencias imperialistas.

A nivel global, las tensiones en la disputa inter-imperialista entre China y Estados Unidos va en ascenso. Con China buscando más protagonismo internacional y reforzar alianzas estratégicas, por ejemplo: su visita a Moscú, su intervención en Oriente Medio, particularmente en las tensiones entre Arabia Saudí e Irán o los continuos acercamientos a Europa.

Mientras los Estados Unidos parece decantarse por prohibiciones comerciales directas al gigante asiático e impulsar la localización de industrias nuevamente en Norteamérica.

Respecto a la situación de Taiwán, cabe rescatar los aportes de Au Loong Yu (3), quien señala como la isla se encuentra en medio de los intereses de dos imperialismos -uno en ascenso, China y el otro sería Estados Unidos. Frente a esto se debe escuchar cuales son los intereses de la clase trabajadora taiwanesa y levantar la bandera por una salida independiente de ambos imperialismos y anticapitalista.

Lo cierto es que en lo inmediato Taiwán podría convertirse en el centro de canalización de estas tensiones, sin que, a priori, estalle un conflicto militar pues el tráfico comercial por el Estrecho de Formosa es de los más importantes del mundo (alrededor del 50% de comercio mundial pasa por allí) y, como lo dijo Blinken una guerra entre Estados Unidos y China terminaría por catapultar una crisis  mayor (2).

Lo cierto es que el conflicto por la hegemonía pasa por arriba, sirviendo exclusivamente a los intereses de los grandes capitalistas y no los de la clase trabajadora. Por ello la salida no está ni a la sombra de Estados Unidos ni a la de China hace falta construir una vía anticapitalista e independiente desde los sectores explotados y oprimidos.


Notas.

1 Bloomberg. https://www.bloomberglinea.com/2023/04/09/macron-pregona-autonomia-estrategica-de-europa-en-medio-de-tensiones-eeuu-china/?outputType=amp

2 EuropaPres. https://www.europapress.es/internacional/noticia-blinken-avisa-cualquier-accion-unilateral-china-taiwan-puede-desencadenar-crisis-mundial-20230408150258.html

3 Izquierda web.cr. https://izquierdaweb.cr/internacional/un-lugar-legitimo-para-taiwan-en-este-mundo/

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí