Vuelve Ada Hegerberg, la jugadora noruega que peleó por la igualdad salarial en el fútbol femenino

0
11

 

  • Tras cuatro años y medio de ausencia en el fútbol, la delantera noruega Ada Hegerberg anunció su regreso. Te contamos los detalles y los motivos de su larga ausencia en las canchas.
Marilina Flores

Ada Hegerberg es una delantera noruega y la primera ganadora del Balón de Oro Femenino de la historia en 2018. En los últimos días anunció su regreso a la selección de Noruega luego de cuatro años y medio de ausencia.

Hegerberg, delantera del Olympique de Lyon de Francia, anunciaba el 29 de agosto del 2017 que se tomaba un  descanso de la selección de su país en medio de una disputa con la Federación Noruega. Su reclamo se ligaba a la diferencia en el pago salarial entre las selecciones femenina y masculinas, como también por la falta  de organización, planificación  y respeto por parte de la Federación hacia el equipo femenino, quienes habían ganado los Juegos Olímpicos del (2000), el Mundial (1995) y la Eurocopa (1983-1993).

La decisión de la máxima goleadora de la historia de la UEFA Women’s Champions League se dio en el contexto de alza en la lucha de las mujeres por alcanzar la igualdad de derechos, la Cuarta Ola Feminista. Esta oleada le dio más oxigeno al  fútbol femenino para que reclame, entre otros aspectos, por la igualdad salarial. Tal fue el caso de la selección de Dinamarca que, a fines del 2017,  en una dura disputa con su Federación por un salario básico mensual – el cual era inferior a 1.000 euros – para las jugadoras que no tenían contrato profesional con un club. La Federación danesa se negaba  a contratar a las jugadoras. Ante ello las deportistas se plantaron y decidieron no jugar un partido amistoso contra la selección holandesa.

Protesta

Este partido tenía su importancia ya que hubiera recreado la final de la Eurocopa disputada en agosto del 2017, también se negaron a jugar un encuentro oficial contra Suecia que era clasificatorio para el Mundial de Francia del 2019. Si bien este hecho recibió el apoyo de las jugadoras suecas, quienes expresaron su voluntad de reprogramar el partido por las posibles sanciones disciplinarias por parte de la UEFA- como la pérdida del derecho al pago total del organismo- les costó a las jugadoras danesas la clasificación al Mundial de Francia. En esta ocasión también contaron con el apoyo de sus pares de la selección masculina, quienes comunicaron que estaban de acuerdo en donar 75.000 mil euros de sus ingresos anuales para que ambas selecciones alcancen la igualdad salarial.

Este hecho tuvo un efecto domino. Así, la Federación Noruega, en un intento por destrabar el conflicto con su goleadora y contar con su participación en el Mundial de Francia(2019), a fines del 2017 anunció que había llegado a un acuerdo con la Asociación de Fútbol (NISO). El acuerdo consistía en que la selección masculina ceda parte de sus ingresos comerciales.

De este modo, el fondo global femenino pasaba de 330.000 euros a 640.000 euros mientras que el fondo masculino bajaba de 700.000 euros a 642.000 euros. Hablamos de una diferencia más que injustificada ya que la selección femenina se encontraba en la posición 14° del ranking de  la FIFA, con un Mundial (1995), dos Eurocopas (1987 y 1993) y un oro olímpico (2000). Al mismo tiempo, la selección masculina se encontraba en la posición 72°, participando solo en tres mundiales (1ra ronda en 1983 y 1994, octavos en 1998) y en una Eurocopa (primera ronda en 2000).

Un reclamo que se reitera

Esta es la misma injusticia que en el 2016 denunciaron las jugadoras de la selección estadounidense señalando la discriminación salarial en relación con la selección masculina – 72.000 dólares anuales era el sueldo para las mujeres y 100.000 para los varones. Esto cuando la selección femenina venía de ser la última campeona del Mundial de Canadá (2015), e incluso logro ser bicampeona Mundial al ganar el Mundial de Francia (2019). Mientras que la selección masculina en el Mundial de Brasil (2014) llego hasta octavos de final y no logró clasificarse al Mundial de Rusia (2018).

Tampoco podemos olvidar que en ese contexto internacional de lucha de las mujeres, nuestra selección femenina de fútbol reclamaba ser escuchada por las autoridades de la AFA ante la evidente falta de interés en  la organización y planificación de la disciplina para su desarrollo, mientras disputaba la Copa América que clasifica al Mundial de Francia. Hecho que ayudo a darle mayor visibilidad a la selección femenina para lograr condiciones más dignas de organización, pero no igualdad salarial,  y que colaboro con la posterior pelea por la profesionalización del fútbol femenino argentino.

El movimiento de mujeres tiene su expresión en el deporte

Todos estos años de lucha del movimiento de mujeres y LGTTBIQ a nivel internacional  y las experiencias de lucha que tuvieron como protagonistas a las jugadoras de fútbol, particularmente, presionaron  a las federaciones de fútbol de  sus respectivos países  y a los entes reguladores del fútbol internacional, como la FIFA, UEFA, y en menor  medida la CONMEBOL, para comprometerse a emprender políticas que ayuden a visibilizar y desarrollar el fútbol femenino.

El Mundial de Francia del 2019 batió récords de audiencia y sirvió también para visibilizar y desestigmatizar la homosexualidad en el fútbol. Las caras visibles del fútbol femenino permitieron que la UEFA Women´s Champions League, por medio de DANZ,  sea transmitida por Youtube de manera gratuita y contó con más de 40 millones de visualizaciones. En este contexto algunos países alcanzaron una precaria profesionalización, mientras que algunas selecciones femeninas lograron una relativa igualdad salarial en relación con las selecciones masculinas.

Todos estos cambios permitieron que la goleadora Noruega, Ada Hegerberg, decidiera volver a la selección Noruega para participar de las eliminatorias de la próxima Copa Mundial 2023. Vuelve pero sin bajar las banderas en la lucha por conseguir una verdadera igualdad de oportunidades entre las pibas y los pibes, una bandera que se extiende a nivel mundial más allá de las fronteras del deporte.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí