Una nueva jornada nacional de protestas en Colombia

0
2

 

  • Miles salen a las calles nuevamente en las principales ciudades en el Día de la Independencia. Mientras tanto, Duque reivindicó el accionar de las fuerzas represivas que dejaron más de 80 muertos en las protestas.

Renzo Fabb

Con el correr del día, una nueva jornada nacional de protestas y movilizaciones atraviesa Colombia.

El Comité Nacional de Paro (CNP) organizó la jornada. Se trata del organismo que estuvo a la cabeza del paro nacional de más de un mes que sacudió el país y que se transformó en una rebelión histórica.

Las movilizaciones se realizan en el marco del Día de la independencia de Colombia. Como es usual, aunque más temprano de lo esperado, el presidente dio un discurso sobre la situación del país. Duque comienza así el último año de su mandato.

Bogotá amaneció con un impactante operativo policial alrededor del edificio del Congreso, donde se celebró el acto oficial. La movilización principal se dirige hacia allí.

Las movilizaciones también se están replicando en Cali, Medellín, Barranquilla, Cartagena y otras localidades. Son en apoyo al programa de demandas que presentará hoy el CNP y que buscan que se traten en el congreso.

 

Entre las principales exigencias se encuentra el pago de una renta básica por 7 meses y para 10 millones de personas; la matrícula cero para universitarios; la defensa de la producción nacional agropecuaria, campesina y artesanal; el auxilio para las pymes; garantías contra la violencia de género y protección para los colectivos de diversidad sexual; la defensa del arte y la cultura; y las garantías para el ejercicio de la protesta, entre otros.

Pasó más de un mes desde el último día de paro nacional, luego de que el CNP comenzara a adoptar una orientación fuertemente marcada por la negociación con el gobierno. Sin embargo, las negociaciones fracasaron. La movilización de hoy es la primer medida de fuerzas entre el gobierno y la rebelión desde que terminó la primera etapa de las fuertes movilizaciones.

Producto de la rebelión, el gobierno debió retirar las reformas tributarias y de sanidad, así como también se vieron eyectados de su cargo el Ministro de Hacienda y otros funcionarios. Sin embargo, Duque logró mantenerse en el cargo a pesar del repudio que generaba (y genera) su figura.

El cínico discurso de Duque

Iván Duque dio su discurso para todo el país alrededor de las nueve de la mañana. Como era de esperar, dedicó varios minutos a las movilizaciones.

El Presidente hizo referencia a «el derecho a la protesta pacífica», el cual, dijo, «se protege, se respeta y se garantiza». Las declaraciones expresan un cinismo enorme, luego del escándalo internacional que significó la brutalidad policial en la represión a las protestas.

Además, Duque defendió el accionar de las fuerzas represivas a su mando, a las que destacó por su «apego a los Derechos Humanos» y de las cuales dijo sentirse «orgulloso». Según diferentes organismos de DDHH, la represión en Colombia dejó más de 80 muertos y más de 2000 heridos, además de decenas de desaparecidos.

De manera demagógica, presentó también un proyecto de «reforma y transformación de la policía» para supuestamente «instruirla en el compromiso por el respeto a la protesta pacífica».

Entre la debilidad política del gobierno y la indeterminación en que quedó la lucha bajo la orientación conciliadora del CNP, la situación política colombiana ha quedado en una suerte de impasse. El retorno de los trabajadores a las calles puede dar lugar a una nueva etapa en la rebelión del pueblo colombiano contra el régimen político neoliberal y autoritario del país.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí