Primeras movilizaciones contra los Talibanes y represión

0
13

 

  • A pesar de que han dominado el país en poco tiempo, el movimiento Talibán no tiene las cosas tan fáciles ahora que deben pasar del plano militar al político. Surgen las primeras señales de resistencia del pueblo afgano a la opresión fundamentalista.

Redacción

A pesar de la rápida y efectiva ofensiva militar con la que los Talibanes se hicieron con el control del país, no todo es tan fácil para el grupo fundamentalista islámico afgano.

En Kabul y en otras ciudades se están realizando las primeras movilizaciones contra el control Talibán del país, a pesar de las duras condiciones represivas.

Este jueves se registraron numerosos focos de concentración de personas en rechazo a la dominación Talibán. La fecha coincide con el Día de Afganistán, que conmemora la independencia del país del Imperio Británico conseguida en 1919.

Con motivo de esa celebración nacional, muchas personas han aprovechado para salir a las calles ondeando la bandera verde, roja y negra de la República de Afganistán. Los Talibanes han intentado reemplazar el símbolo nacional con su propia bandera, pero en muchos lugares la gente se resiste.

En Asadabad, capital de la provincia de Kunar, combatientes Talibanes abrieron fuego contra un grupo de manifestantes que intentaba izar la bandera del país. Tres personas murieron por la represión.

Algo similar sucedió en Jalalabad, capital de la provincia de Nangarhar, donde los disparos talibanes contra una manifestación que celebraba el día de la independencia dejaron dos personas heridas. Los manifestantes llevaban pancartas con la inscripción «nuestra bandera es nuestra identidad» y «larga vida a Afganistán».

La bandera tricolor se ha transformado en un símbolo de resistencia contra el Talibán. En los alrededores del aeropuerto de Kabul, donde miles se agolpan para intentar escapar del país, una larguísima caravana de vehículos y personas portan la bandera del país, a pesar de que el perímetro esta fuertemente custodiado por combatientes talibanes, que por momentos lanzan ráfagas de disparos al aires para contener la masa de personas.

Del poder militar al político

Si bien los talibanes se han hecho con el control militar del país rápidamente, no hay claridad acerca de si lograrán gobernar efectivamente el país. El mundo no es el mismo que en 1996, cuando tomaron el poder del país por primera vez.

Las imágenes de personas cayendo desde cientos de metros por intentar viajar en el exterior de un avión, así como la desesperación de familias enteras alrededor del aeropuerto por intentar conseguir escapar han recorrido el mundo a través de las redes sociales.

Ni que hablar tiene que, si las políticas de los talibanes hacia las mujeres ya eran barbáricas en aquel entonces, con el inmenso avance del movimiento feminista internacional en los últimos años los talibanes generan aun más rechazo frente a la mirada internacional.

Por eso es que las primeras señales políticas que han intentado enviar los Talibanes hacia el exterior intenten mostrar un perfil más aggiornado. Esto explica sus declaraciones sobre que las mujeres formarán parte del gobierno, o incluso reuniones con representantes de otros grupos étnicas, así como la relativa tolerancia a actividades públicas de los musulmanes chiítas, considerados por los talibanes como infieles.

Así, el Talibán intenta mostrar un perfil político que les permita estabilizarse en el poder y, sobre todo, estar en condiciones de establecer algún tipo de acuerdo comercial con el exterior, sin lo cual la economía capitalista afgana se vendría abajo en poco tiempo. Según la ONU, Afganistán atraviesa una grave crisis alimentaria que podría culminar e una escasez de alimentos generalizada. Este problema ya estaba con el gobierno anterior, pero aquél contaba con fuerte ayuda internacional que no tienen los talibanes.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí