Peligro: Rusia realizó ensayos de una «respuesta nuclear masiva»

Una gravísima alerta que indica que el peligro de que la guerra pase al plano nuclear es cada vez mayor.

0
13

Este miércoles Rusia realizó ensayos para una «respuesta nuclear masiva» que involucró el lanzamiento de misiles balísticos y de crucero, según informó el Ministerio de Defensa ruso.

El ensayo constituye una grave escalada en el transcurso de la guerra, luego de que el Kremlin haya advertido sobre la posibilidad de que el conflicto adopte métodos de destrucción masiva.

Los ejercicios militares fueron supervisados por el propio Putin y fueron calificados de exitosos. «Todas las tareas establecidas para el ejercicio y que todos los misiles que se probaron alcanzaron sus objetivos designados», según expresó el Ministerio de Defensa en un comunicado.

Se trata del primer ensayo de este tipo desde que estalló la guerra el pasado 24 de febrero. En el comunicado oficial, el Kremlin subraya que las maniobras fueron ensayadas como respuesta a un hipotético ataque ucraniano con armas no convencionales.

Luces de alarma

El ensayo se da apenas unos días después de que Serguéi Shoigú, el ministro de Defensa ruso, se comunicara con sus pares de Estados Unidos, Francia, Turquía y el Reino Unido sobre la posibilidad de que estallara una «bomba sucia» (una bomba convencional pero que esparce material radiactivo) lanzada por Ucrania en una operación de falsa bandera, para culpar al gobierno ruso.

La hipótesis fue rechazada por las potencias de la OTAN y por Ucrania. Las fuerzas occidentales consideraron la especulación rusa como una excusa para justificar una posible escalada nuclear frente al avance de las tropas ucranianas desde la última contraofensiva.

Sea de una forma o de la otra, lo cierto es que el ensayo nuclear ruso constituye una gravísima alerta que indica que el peligro de que la guerra pase al plano nuclear es cada vez mayor. Ayer, un día antes de los ejercicios, Shoigú se comunicó también con sus pares de India y China, dos países aliados, para manifestarle la misma teoría de una operación de falsa bandera que involucraría una bomba sucia.

Durante los ejercicios de hoy se dispararon un cohete intercontinental Yars desde la península de Kamchatka, y otro misil Sineva desde un submarino nuclear desplegado en el Mar de Barents. Además se dispararon varios proyectiles desde bombarderos Tu-95.

Las maniobras constituyen los primeros movimientos del armamento nuclear desde que, apenas unos días después del estallido de la guerra, Putin dispusiera su arsenal nuclear en «modo especial de servicio de combate».

En ese marco, la hipótesis rusa de un complot ucraniano parece la preparación del terreno para llevar la guerra a otro nivel.

La extensión indefinida de la guerra y el resultado incierto para Rusia, cuyas expectativas se oscurecen luego de la relativamente exitosa contraofensiva ucraniana, elevan la posibilidad de que las disputas entre las potencias imperialistas conduzcan a escenarios donde una guerra nuclear sea una posibilidad factible.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí