Luego de la multitudinaria «Marcha de las Mujeres» un juez ordenó bloquear la ley antiderechos de Texas

0
15

 

  • El movimiento feminista y de mujeres no puede confiar más que en sus propias fuerzas y organización para ganar esta batalla.

Gala Chilavert

Este sábado, tuvo lugar la «Marcha de las Mujeres». Allí, cientos de miles de mujeres se dieron cita en las calles en más de 600 puntos alrededor de Estados Unidos. El motivo fue la defensa del derecho al aborto frente a Ley S.B. 8 sancionada en el estado de Texas desde septiembre, que restringía el derecho a decidir sobre el propio cuerpo de mujeres y personas gestantes.

Esta inmensa demostración de fuerza tuvo un primer efecto y, este miércoles el magistrado Robert Pitman emitió un fallo que bloquea la aplicación de la Ley antiderechos. El argumento decía que “desde el momento en el que S.B. 8 entró en vigencia, las mujeres han sido injustamente privadas de ejercer el control sobre sus vidas en formas que están protegidas por la Constitución”.

La ley -profundamente reaccionaria- prohibía el acceso a cualquier interrupción del embarazo -incluso en casos de violación- una vez detectada actividad cardíaca embrionaria. Esto podía significar que se negara el acceso a esta práctica incluso a las seis semanas de gestación. También, en un claro intento punitivo se habilitaba iniciar una demanda contra cualquier persona que asista a alguien que quiere acceder al derecho a abortar.

Por ello, cientos de organizaciones y activistas se dieron cita este sábado. Aunque el escenario principal fue la ciudad de Washington, la Marcha de Mujeres se replicó en todo el país haciéndose escuchar en todo el territorio. Se estima que se movilizaron más de 240 mil personas durante la jornada.

Sin embargo, la disputa aún sigue abierta, ya que, pese a que este derecho fue conquistado y reconocido en 1973 tras el fallo del caso Roe vs Wade. De momento, la Corte Suprema se negó recientemente a frenar la ley antiderechos y, aunque no se expidió sobre su inconstitucionalidad sí aceptó revisar una ley restrictiva de Misisipi. El peligro de esto radica en que podría ofrecer una oportunidad de anular la jurisprudencia sentada por el fallo de Roe contra Wade.

El movimiento feminista y de mujeres no puede confiar más que en sus propias fuerzas y organización para ganar esta batalla. Tal como lo hizo este fin de semana, demostró su disposición a plantarse frente a la justicia patriarcal y reaccionaria para defender sus conquistas. Desde ya que desde estas páginas te estaremos contando cómo sigue esta enorme experiencia de lucha.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí