• Lucas fue atacado de 8 disparos en un “planton” en la ciudad de Pereira, en el marco de la rebelión popular contra el gobierno de Duque.

Ignacio Julian

El estudiante y activista Lucas Villa, reconocido entre la juventud rebelde que enfrenta al gobierno de Duque, recibió ocho impactos de bala en el contexto de un “planton” ocurrido en la localidad de Pereira. Precisamente el piquete se realizaba en el viaducto Cesar Gaviria Trujillo, que une esta localidad con Dosquebradas.

El ataque ocurrió en horas de la noche del miércoles pasado, cuando un auto gris que se encontraba cerca del planton, abrió fuego contra los activistas, hiriendo a tres.

Este hecho es uno más de los tantos que ocurren contra los manifestantes por parte del Estado Asesino, que ya han matado a más de 37 personas, al menos datos oficiales de las ONGs que están presentes denunciando y llevando el conteo del avance represivo y asesino del gobierno de Duque. Los manifestantes lo levantan como bandera contra la represión estatal.

Lucas, símbolo de la juventud comprometida y organizada

Lucas Villa, de 37 años, estudiante de Ciencias del deporte de la Universidad Tecnologica de Pereira, profesor de yoga y, obviamente, deportista. Era parte de organizar las movilizaciones de la juventud en la localidad de Pereira. Todos los que lo conocían recalcaban la actitud festiva, carácter alegre, como así tambien su personalidad extrovertida y pacifica.

Se lo ha visto en diferentes circunstancias, en el contexto de las marchas, bailando y gritando consignas como “nos están matando” o incluso se lo vio en los buses de la ciudad, subiendo y hablando con los pasajeros, sobre que era las reformas que quiere llevar adelante el gobierno de Duque, con el sponsoreo del FMI.

 

“Fue citado a una marcha carnaval donde los artistas, los creadores de la ciudad convocaron a plantones, a conciertos, a performance y Lucas desde muy temprano, como muchos otros días, salió a avivar con su emoción, con su fuerza, con su capacidad crítica, se subió a los buses a llamar a la gente a tener conciencia”, relató Harold Giraldo, profesor y amigo de Lucas.

Incluso en las manifestaciones se lo ve saludando a los policías en un gesto de Paz, intentando poder transmitirles a los perros guardianes del poder, toda su conciencia y el sentido pacifista que siempre recalco a la hora de movilizar y organizarse por un mundo mas justo.

Las personas presentes, participantes del piquete en el viaducto, fueron los que viralizaron a través de videos y fotos el ataque de unos “desconocidos” a bordo de un auto gris. Aparte del material audiovisual, también comentaron lo sucedido.

“En el viaducto había una concentración pacífica, numerosa, como las que han salido y un carro se acerca a pitar, un carro gris, de manera que parecía simpatizante y Lucas estaba gritando a favor de ser pacíficos, nos estaba diciendo estas tres últimas palabras, decía: ‘no seamos ignorantes, tengamos conciencia, despierten’ y cuando dice despierten, le disparan”, contó Giraldo.

“Recibimos un paciente en la noche ayer por múltiples heridas de fuego, ocho impactos. Fue atendido en nuestro servicio de urgencias y valorado con nuestros especialistas, se le tomaron las imágenes diagnósticas pertinentes y posteriormente fue trasladado a la unidad de cuidados intensivos; la neurocirujana define que el paciente en este momento no es de manejo quirúrgico”, informó sobre Lucas el gerente del Hospital San Jorge, Juan Carlos Restrepo.

El ataque contra la manifestación, no fue un hecho aislado. El Estado ha reprimido duramente las movilizaciones en el marco de la rebelión popular. Su política, como la de hace muchos años, es la de un aparato represivo a gran escala con un nivel de violencia brutal. No solo los policías, sino que fuerzas militares y paramilitares, como el Esmad, han actuado de manera terrible contra las movilizaciones, que ya se cuenta con mas de 30 muertos, mas de mil heridos, y 87 desaparecidos.

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre