Histórica ola de calor en Europa: se registran temperaturas de hasta 48,8°C

0
4
GRA01. GRANADA, 17/08/2011.- Dos jóvenes se refrescan en una céntrica fuente para combatir el intenso calor de hoy en Granada, ciudad que como varias en España se encuentra en alerta naranja por las altas temperaturas. EFE/Miguel Ángel Molina

 

  • Sicilia registró la temperatura más alta registrada de la historia de Europa. Mientras tanto, la ola de calor alimenta inmensos incendios forestales en Grecia y Turquía. La crisis climática se acelera.

Redacción

La isla italiana de Sicilia registró el pasado miércoles en la ciudad Siracusa la que podría ser la temperatura más alta en la historia de Europa: 48,8ºC.

La temperatura más alta registrada hasta el momento en Europa reconocida oficialmente por la Organización Meteorológica Mundial (OMM), dependiente de la ONU, se registró en Atenas en el año 1977 y fue de unos 48ºC. Italia y Sicilia habían registrado un aún no verificado máximo de 48,5ºC en 1999.

El nuevo registro, que podría transformarse en el nuevo récord histórico para Europa, aún debe ser verificado por la OMM para ser reconocido oficialmente. Desde la Sociedad Meteorológica Italiana (SMI) ya han confirmado que los registros locales realizados en Sicilia parecen correctos. Lo mismo han sostenido las autoridades meteorológicas de Sicilia.

El posible récord se registró en medio de una ola de calor que se expande a través de Italia, producida por el anticiclón Lucifer que asciende desde África. Se prevé que continúe trasladándose a través de Italia en dirección norte.

Pero Italia no es el único país afectado por una ola de calor. Una feroz ola de calor se expande a través del Mediterráneo, afectando países africanos como Túnez y Argelia así como a Grecia y Turquía, que hace días se enfrentan a devastadores incendios forestales.

Se acelera el cambio climático

La ola de calor europea y el potencial nuevo récord se suma a los poco gratos récords alcanzados durante la corriente temporada estival en el hemisferio norte. En Canadá fueron superados los máximos históricos de temperatura, así como también en el oeste estadounidense, Finlandia, Estonia, Turquía y Moscú. Se suman las inundaciones en Alemania y partes de China y los incendios forestales sin precedentes en Siberia.

En todo este contexto, hace algunos días se conoció un informe respaldado por las Naciones Unidas que advierte que el planeta se calentará 1,5 °C en las próximas dos décadas, de no mediar drásticas medidas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

El informe, del que participaron más de 200 científicos a nivel mundial, adelanta para la década del 2030 el momento en que el planeta superará el objetivo establecido por los acuerdos de París de evitar que el planeta se caliente más de 1,5 C°. Las estimaciones anteriores calculaban este hecho para alrededor del año 2050, pero el calentamiento global se ha acelerado.

Incluso en un hipótetico escenario muy optimista, suponiendo que la emisión de gases de efecto invernadero se reduce drásticamente de manera rápida, es probable que ya sea imposible evitar que el planeta alcance dicha temperatura.

La crisis climática está imponiéndose en la agenda como nunca antes. Ya no se trata de advertencias sobre el futuro, sino de una realidad que empieza a tener graves consecuencias. En la última ola de calor en Canadá, hace un mes, murieron más de 400 personas. En la isla de Madagascar, la sequía produjo la imposibilidad de trabajar la tierra y se está produciendo en este momento la primera hambruna causada exclusivamente por consecuencias del cambio climático. El capitalismo nos conduce al desastre -cada vez más rápido.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí