• Grupo organizó la instalación de una figura de mujer con el puño en alto y pintada de morado, llamada la “Mujer Defensora”.

Johan Madriz

Este sábado un grupo de mujeres tomó e intervino el espacio donde antiguamente se encontraba la estatua de Cristóbal Colón en una rotonda (glorieta) del céntrico Paseo de la Reforma en la capital mexicana.

Hasta hace unas semanas en ese sitio se levantaba la estatua del genovés, pero fue retirada tras la presión de diferentes sectores con la intención de colocar alguna figura más representativa del pueblo mexicano. El gobierno de la ciudad había anunciado la instalación de un monumento a la mujer indigena realizado por el artista plástico Pedro Reyes que consiste en una cabeza olmeca de influencia modernista, sin embargo, esta figura también generó controversia y se echó para atrás.

Ante esto el grupo “Antimomumenta. Vivas nos queremos” organizó la instalación en el lugar de una figura de mujer de 1.90 metros de alto en madera, con el puño en alto y pintada de morado, el color internacional de la lucha de las mujeres. Asimismo, nombraron al conjunto arquitectónico como la “Glorieta de las mujeres que luchan” y a la figura como la “Mujer Defensora”. También, pintaron el nombre de decenas de mujeres víctimas de violencia y de defensoras sociales.

A la acción se sumaron algunas madres de Ayotzinapa que alentaron la iniciativa en el marco de la conmemoración, este domingo, del séptimo aniversario de la desaparición de los estudiantes en Iguala.

Según el grupo “está dedicada a aquellas que en todo el país han sufrido y enfrentado violencias, represión, y revictimización por luchar contra las injusticias. A las Mujeres Buscadoras y Rastreadoras; a las Madres que Luchan por Justicia; a las Mujeres Defensoras del Agua y del Territorio; a las Mujeres de los Pueblos Originarios; a las Estudiantes Indígenas; a las Mujeres históricas; a las Mujeres Zapatistas, Afromexicanas, Defensoras… A todas las mujeres que con sus luchas han construido nuestra historia, las que sostienen este país con dignidad”.

Este domingo las autoridades de la ciudad ya habían borrado nuevamente los nombres pintados.

El Estado mexicano es uno criminal que es partícipe de la desaparición y muerte de cientos de personas activistas, muchas de las cuales son mujeres, además, que mantiene en la impunidad cientos de femicidios.

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre