Es necesario paro internacional de mujeres y LGTB en defensa de las afganas

0
3

 

  • Es necesario un Paro Internacional de Mujeres en solidaridad y apoyo a las mujeres afganas que luchan contra el régimen Talibán.

Redacción

La llegada al poder de los Talibanes en Afganistán produjo enorme conmoción a nivel mundial. A pesar de la desesperación de miles de afganos por intentar abandonar el país, una parte importante de la sociedad decide hacerle frente al intento de instaurar nuevamente un régimen opresivo y ultraconservador. Y a la cabeza de la resistencia se encuentran las mujeres.

El 17 de agosto, una pequeña protesta de mujeres que exigía ser reconocidas como sujetos de derecho se convirtió en una señal de valentía que sorprendería al mundo. Fue la antesala de lo que ocurriría dos días después.

El pasado 19 de agosto, fecha en que se conmemora la independencia del país del imperio Británico, conseguida en 1919, en decenas de ciudades se produjeron movilizaciones contra los Talibanes y reivindicando la bandera tricolor del país, en oposición a la bandera blanca con inscripción negra del Talibán. La bandera de la República de Afganistán se convirtió en un símbolo de resistencia.

Como no podía ser de otra manera, el grupo fundamentalista islámico recurrió a la represión. En Asadabad, capital de la provincia de Kunar, combatientes Talibanes abrieron fuego contra un grupo de manifestantes que intentaba izar la bandera del país. Tres personas murieron por la represión.

Algo similar sucedió en Jalalabad, capital de la provincia de Nangarhar, donde los disparos talibanes contra una manifestación que celebraba el día de la independencia dejaron dos personas heridas. Los manifestantes llevaban pancartas con la inscripción «nuestra bandera es nuestra identidad» y «larga vida a Afganistán».

Al día siguiente, una nueva protesta de mujeres se realizó en Kabul, esta vez con mayor participación. Se trató de una reunión pública donde discutieron sus preocupaciones hacia el futuro con los Talibanes en el poder. Fariha Esar, activista afgana por los Derechos Humanos, declaró a Reuters que “No renunciaremos a nuestro derecho a la educación, el derecho al trabajo y nuestro derecho a la participación política y social”.

Las mujeres afganas comienzan a ponerse a la cabeza de la resistencia contra el Talibán. En Argentina, Manuela Castañeira ha planteado que el movimiento de mujeres y personas LGTB debe enviar una señal de apoyo y solidaridad para con la lucha de las mujeres en Afganistán.

Al respecto, Castañeira planteó que es necesario un nuevo paro internacional de mujeres y personas LGTB, tal como se realizó en años anteriores frente a otros hechos de relevancia mundial, como fue la asunción de Trump en Estados Unidos o la lucha en defensa del aborto legal en Polonia.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí