Ecuador: Lasso contra las cuerdas

0
15

 

  • Luego de que la rebelión popular del 2019 le marcara la cancha a toda la dirigencia política, el gobierno de Lasso se encuentra sumido en una crisis política atravesada por el plan de ajuste del FMI y los escándalos de corrupción de los Pandora Papers.

Rafael Ramirez

“El pueblo ecuatoriano es como un león dormido, cuando se lo despierta no hay fuerza que lo frene, baje el precio de los combustibles y evite un estallido social, todavía está a tiempo señor presidente” dijo Yaku Pérez, dirigente social y político de la izquierda ecuatoriana.

Lasso se encuentra en una frágil minoría política en el Congreso: tiene solo 13 legisladores de 137. Sus iniciativas antiobreras como la reforma laboral y el ajuste del gasto fiscal fueron enfrentados en las calles por los trabajadores y frenado en el recinto por la oposición.

Su nivel de imagen positiva en las encuestas pasó del 70% por una campaña de vacunación relativamente exitosa al 37% por la intolerable situación económica tras los aumentos de combustibles y la catástrofe social de pobreza en la que viven los trabajadores y campesinos.

Sobre llovido, mojado

En semejante cuadro de desastre social se conocieron los documentos de los “Pandora Papers” que señalan al presidente Lasso como una megaevasor de impuestos. Las investigaciones periodísticas calculan en 7500 millones de dólares la suma que el primer mandatario ecuatoriano y sus “socios” dejaron de otorgarle al estado durante años.

Mientras al pueblo pobre se le pide todo tipo de sacrificios, mientras se les aumentan los precios de bienes de los cuales no pueden prescindir el mismísimo presidente le roba al estado. La ira es enorme y todos los analistas políticos del país prevén un retorno de las movilizaciones inmensas que cruzaron todo el 2019.

El martes 26 de octubre comenzaron las movilizaciones contra los ajustes dictados por el FMI y llevados adelante por el gobierno, pero si bien hay sectores como los ligados a Rafael Correa que quieren “diálogo” con Lasso, las protestas están llamadas a seguir.

Lasso prueba salir por la derecha 

Tras una serie de crímenes aberrantes como el de un niño de 11 años asesinado en un tiroteo entre la policía y unos delincuentes, Lasso montó un discurso de “lucha contra el narcotráfico” y declaró el “estado de excepción”. Organizaciones sociales denuncian que detrás de estas iniciativas hay un giro represivo del gobierno y señalan que Lasso creó un organismo de abogados para defender a las fuerzas de seguridad de todas las denuncias que tiene por violación de los derechos humanos en las protestas del 2019.

El presente impasse del gobierno de Lasso puede romperse con la movilización popular que todo indica volverá a copar las calles del país andino.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí