Ecuador: Central sindical prepara movilización contra el gobierno de Lasso

0
3

 

  • Es contra la así llamada “Ley humanitaria”, una reforma laboral de hecho que permitirá a las empresarios imponer peores condiciones laborales. El gobierno de Lasso enfrenta sus primeras manifestaciones de rechazo popular.

Redacción

El Frente Unitario de Trabajadores (FUT) convocó ayer a una movilización nacional para el próximo miércoles 11. Será la primera acción callejera de importancia que enfrente el gobierno de Guillermo Lasso, asumido en mayo de este año.

El principal reclamo pide la derogación de la así llamada «Ley Humanitaria», votada por la Asamblea Nacional bajo la conformación anterior al último proceso electoral, es decir, cuando todavía gobernaba Lenín Moreno.

La Ley, en los hechos, funciona como una contrarreforma laboral. Con el supuesto objetivo de «cuidar los puestos de trabajo», la normativa permite que cada trabajador negocie las condiciones laborales con su empleador. De esta manera, se pasa por arriba a los convenios colectivos de trabajo y los empresarios podrán presionar a sus trabajadores a aceptar peores condiciones bajo amenaza de despido.

Según Ángel Sánchez, principal dirigente de la central sindical, esta ley ya produjo 1.200.000 despidos desde que entró en vigencia durante la pandemia. El FUT es la principal central sindical de Ecuador.

 

Además, las demandas también incluyen el rechazo a la intención del gobierno a privatizar empresas estatales, particularmente las petroleras. En el mismo sentido, también se pide por la derogación de un decreto del ex presidente Moreno que autoriza la suba de precios de los combustibles todos los meses.

La movilización del próximo miércoles tendrá como punto de llegada la Casa de Gobierno. Se dará en el contexto de una huelga de hambre docente que lleva más de 23 días por presupuesto educativo y salario. Las demandas de los maestros también estarán incluidas en el programa de la movilización.

Todas estas políticas de ajuste llevadas adelante por Lasso significan la continuidad de las aplicadas por Lenín Moreno. Actualmente, Ecuador tiene un acuerdo con el FMI que implica duros condicionamientos económicos para el país. Según datos oficiales, el 32,2% de los ecuatorianos se encuentran bajo la línea de pobreza.

En el marco de estas políticas antipopulares, en octubre de 2019 Ecuador vivió un estallido de bronca popular que desató una rebelión en las calles durante varias jornadas. Las movilizaciones fueron duramente reprimidas por el gobierno de Moreno, que tuvo que refugiarse fuera de la capital.

La «luna de miel» con el reciente gobierno de Lasso -asumido en mayo- se está terminando. Las expectativas de un sector de los trabajadores de que el nuevo gobierno sería distinto al de Lenín Moreno se están chocando con la realidad. El clima latinoamericano sigue caliente por el fuego de la histórica rebelión en Colombia, que pasó muy cerca. Y las clases dominantes y gobernantes ecuatorianos ya tienen experiencia en que jugar con fuego puede ser peligroso.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí