Acción sindical con perspectiva de género

0
14

 

  • Se requiere unidad de las organizaciones feministas y las organizaciones sindicales para visibilizar las desigualdades de género y las desigualdades económicas, así como las políticas neoliberales que reproducen precarización y violencia.

Heidy Valencia Espinoza

Octava parte de la ponencia de Heidy Valencia, docente de Español y Filosofía, militante de Las Rojas – Nuevo Partido Socialista y Coordinadora de la Regional 07 APSE Sindicato, sobre Género y Educación a la Escuela Sindical y Gremial Carmen Lyra de ADEM Sindicato.

En años recientes las mujeres sindicalistas han enfatizado en el mundo la necesidad de trabajar desde el espacio sindical a favor de los derechos humanos de las mujeres para realizar acciones afirmativas en los ámbitos laboral y sindical que mejoren las condiciones de las mujeres. También, es necesario fortalecer la perspectiva de género e impulsar iniciativas que visibilicen las desigualdades de género más profundas y estructurales, por ejemplo, problematizar que el trabajo doméstico y de cuidados recae sobre las mujeres.

Las organizaciones sindicales requieren de orientaciones para involucrarse en las manifestaciones feministas como es la del 8 de marzo para participar de movimientos de lucha por los derechos de las mujeres y aportar el ángulo de clase que una organización sindical puede sumar.

Son numerosas las luchas del movimiento de mujeres y feminista, sin embargo, el movimiento sindical no dialoga con este movimiento y permanecen separados como si las luchas de las mujeres no involucrasen nuestra condición de trabajadoras y viceversa. En este sentido se requiere unidad de las organizaciones feministas y las organizaciones sindicales para visibilizar las desigualdades de género y las desigualdades económicas, así como las políticas neoliberales que reproducen precarización y violencia.

La perspectiva de género no puede quedar por fuera de debate, menos en organizaciones que representan una amplia participación de mujeres, por eso es menester que los sindicatos del magisterio definan estrategias, más allá del sector público, que contemple la necesidad de cambios en el mundo laboral para combatir la desigualdad en el acceso al empleo, la desigualdad salarial, la violencia en los centros de trabajo, entre otros.

Además, actualmente las mujeres tienen una doble o triple jornada de trabajo, con lo que su calidad de vida se ve afectada. Si bien, las mujeres por nuestra condición y posición tenemos mayor responsabilidad pública de plantear estas cuestiones en la agenda laboral y sindical, la equidad de género no concierne solamente a las mujeres. Las organizaciones sindicales y sus dirigencias requieren incorporar a la vida sindical las cuestiones de género, relacionado directamente con la calidad de vida de las y los trabajadores.

En general, los temas de género y las experiencias particulares de las mujeres en el contexto laboral han sido recurrentemente ignorados en las mesas de negociación debido a un déficit democrático dentro de los órganos sindicales encargados de la toma de decisiones y la negociación colectiva.

Además, se observa en los sindicatos la existencia de grandes dificultades para fijar como una de sus prioridades el combate a la violencia de género. Muy pocos sindicatos han incluido al combate a la violencia de género entre sus prioridades institucionales, la cual aún no se identifica como un factor medular para lograr una mayor participación de las mujeres en la actividad sindical, para construir un movimiento sindical más fuerte, y para lograr una mayor productividad laboral y un mayor desarrollo social y nacional.

Es por ello, que una revisión con perspectiva de género de los sindicatos va más allá de la mera incorporación de las mujeres. Implica una transformación de las estructuras, jerarquías, culturas, políticas, por lo que es fundamental el desarrollo de análisis sobre la organización sindical bajo una perspectiva combinada de género y de derechos humanos que permitan identificar los impactos de los referidos procesos sindicales en los derechos y libertades fundamentales de las mujeres sindicalizadas y no sindicalizadas.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí