Bizzarrap session#49: Residente explotó contra la industria y los raperos de la ostentación

0
62

 

  • Referencias al Quijote, rimas explosivas, punchlines corrosivos, una barricada contra los lugares comunes de la escena urbana. Eso es la music session #49 en la que Residente cargó contra raperos, trapers y personajes de la industria de la música urbana.

Rafael Ramirez

 

Referencias al Quijote, rimas explosivas, punchlines corrosivos, una barricada contra los lugares comunes de la escena urbana. Eso es la music session #49 en la que Residente cargó contra raperos, trapers y personajes de la industria de la música urbana.

El llamado «flexin» es castigado una y otra vez en el tema. Y no es para menos, da asco como cantidad de canciones de lo único que hablan es de contar billetes y mostrar joyas mientras la gente la pasa cada vez peor.

La cruzada lírica de Residente es contra la frivolidad de la escena. En un par de barras se las dedicó al cantante J Balvin: «El pueblo luchando, los están matando y el tipo sube fotos de Ghandi rezando(…) es tan inseguro el pana que tiene que subir al Instagram cuanta lana gana».

Como si fuera poco, el ex cantante de Calle 13 ataca a Balvin por misógino y racista: «Este es un imbécil con tinte en el cabello que puso a mujeres negras con cadenas en el cuello» haciendo referencias al videoclip «perra» de este cantante duramente criticado en todo Latinoamérica.

«La historia te va a dar un bofetón en nombre de los que bajo abuso recogieron algodón» «en tu arcoiris de colores no existe el color marrón» son algunas de las barras de denuncia de Residente con respecto al «racismo» de J Balvin comentado por otros raperos y reguetoneros de la escenas, como Don Omar.

Más allá de las críticas a Balvin y a otros, René ataca los lugares comunes de toda la escena urbana actual: la exaltación del consumo, la ostentación, la misoginia, la superficialidad y lo vacío de muchas letras. Intenta además, crear una narrativa propia de músico de barricada, comprometido con las luchas sociales: «Mis letras las sostiene la gente en cada pancarta para bajar un presidente».

La session es una bocanada de aire fresco que cuestiona la visión del mundo que la industria de la música urbana está vendiéndole a la juventud. Hace bastante tiempo, más de lo que se podía aguantar, todos los temas eran sobre traperos compitiendo por mostrar mayor ostentación. El Residente pateó el tablero, ahora ojalá que se empiece a jugar otro juego.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí