Elecciones FEUCR 2022, posición de ¡Ya Basta!: Votar nulo y organizarnos de manera independiente de la rectoría y el gobierno

Invitamos a toda persona estudiante a organizarnos de forma independiente del gobierno y las rectorías bajo nuestros propios intereses y consignas, lo que no garantiza ni Alternativa ni Integra; a impulsar la campaña por mejores becas y a preparar una lucha sostenida para conseguir un FEES con crecimiento real para el próximo año.

0
62

Los días 3 y 4 de noviembre se realizarán las elecciones del directorio de la Federación de Estudiantes de la UCR (FEUCR) donde participan únicamente los partidos Alternativa e Integra; el primero actual dirección de la FEUCR dirigido por la juventud del Frente Amplio, el segundo es dirigido por el Partido Liberación Nacional. Cada año estos partidos vienen a ofrecerle al estudiantado “soluciones” a sus problemáticas, llámese FEES, becas, sedes y recintos o articulación del movimiento estudiantil, el resto del año se desaparecen de la vida política o dirigen a la FEUCR puramente desde la administración y no desde la politización y organización estudiantil.

Pero si a lo largo de todo el año no tienen ninguna iniciativa política, ¿por qué si la tendrían ahora? En el caso de Alternativa que incluso es actual dirección de la FEUCR es todavía más cuestionable, porque tuvo en sus manos la posibilidad de reactivar al movimiento estudiantil en la anterior lucha por el FEES, pero prefirieron seguir la línea de negociación de las rectorías, no la de organizar al estudiantado de manera independiente. Ni se diga del PLN en quien no confiamos ni una sola palabra, por ser los enemigos de la educación superior a pesar de ser estudiantes de la U pública. A continuación, realizaremos tres críticas centrales a cada uno de los planes de estos partidos.

Fondo Especial para la Educación Superior

En la reciente negociación del FEES 2023, la dirección de Alternativa al frente de la FEUCR fue un fiasco completo. No realizaron ninguna campaña informativa con el estudiantado, ni siquiera por redes, no convocaron a ningún espacio de discusión con estudiantes, no realizaron ninguna asamblea abierta para tomar decisiones. Lo que sí hicieron fue sentarse a negociar con rectoría, hacer propuestas inconstitucionales al FEES e impedir la organización de un movimiento estudiantil independiente.

Recordemos que la FEUCR, junto con la rectoría de la UCR, propusieron un crecimiento de 8,71% del FEES, de lo cual un 4% de ese crecimiento se iba a entregar al MEP para atender el rezago educativo. Cuando la inflación alcanzaba a ese momento un 12%, una propuesta así, en los hechos es un recorte, que además es inconstitucional pues incumple con el mandato del 8% del PIB para la educación. Así, la FEUCR argumentaba que no se podía solicitar más que eso porque la regla fiscal lo impedía, no se les pasó por la cabeza que el movimiento estudiantil pudo haber sido uno de los primeros movimientos sociales en cuestionar de manera contundente la regla fiscal, que en todo caso está por debajo de la Constitución que plantea el 8% del PIB para la educación.

Alternativa fue cómplice del recorte al FEES, nunca tuvo una posición independiente y todo lo que dijo la rectoría de la UCR lo siguieron sin crítica, y si a eso le sumamos que no tuvo ninguna iniciativa para organizar al estudiantado el problema se hace todavía más clarificador, no les interesó nunca la opinión estudiantil, y menos la posibilidad de impulsar una lucha que visibilizara nuestros propios intereses.

Integra por su parte propone dos representantes estudiantiles en la comisión de enlace, pero esto es muy limitado. Debería haber un representante estudiantil por cada universidad, pero no solo eso, deberían cada uno responder mediante asambleas abiertas de estudiantes a los intereses reales de estos, más representantes ahí no garantizan nada, si los que llegan están totalmente desvinculados del estudiantado organizado. También proponen volver a la negociación quinquenal (por periodos de 5 años), lo cual está bien, pero se les olvidó decir que se necesita un crecimiento real del FEES, pues que se firmen convenios por 5 años no garantiza nada. Talvez no se les olvidó, sino que están de acuerdo con los recortes, solo que por periodos de 5 años.

Por nuestra parte planteamos que el movimiento estudiantil debe preparar una lucha seria para la próxima negociación del FEES, realizar asambleas abiertas donde tomemos decisiones y nos organicemos para conseguir un crecimiento real del presupuesto por encima de la inflación y que se financie con impuestos directos a las actividades económicas más lucrativas.

Las becas no alcanzan

Alternativa en su plan de gobierno propone: “Buscaremos redefinir en conjunto con la Oficina de Becas y la Vicerrectoría de Vida Estudiantil, el monto por concepto de alimentación promediando el precio de los almuerzos de las distintas sodas universitarias en todas sus sedes y recintos”. Vean ustedes, no es con el estudiantado, es con las autoridades universitarias con quienes van a negociar, lo mismo que siempre hacen, de seguro también le harán caso a todo lo que diga la administración.

También dicen que buscarán que el monto de alimentación se entregue sin importar el horario matriculado y que harán un diagnóstico de los precios de alquiler. Nada concreto con la realidad del estudiantado becado. Todo sube menos la beca y a este partido no se le ocurrió proponer que los montos de las becas aumenten con respecto a la inflación.

En el caso de Integra es todavía peor, proponen también en diálogo con la oficina de becas no con el estudiantado, “un periodo fijo para los días de depósito”, ¿qué significa esto?, no sabemos porque lo van a negociar con la administración. Y su gran propuesta, que los montos de transporte y reubicación se entreguen mensual y los de alimentación y gastos de carrera de forma quincenal, porque de alguna extraña manera esto “permitiría mejorar la administración de sus ingresos” a las personas estudiantes becadas.

La derecha cree que todo es problema de cómo individualmente administramos becas que no alcanzan, parten del principio de que “el pobre es pobre porque quiere”, no de la realidad material. Las becas no alcanzan, ni tampoco van a alcanzar con esa propuesta, es concreto, todo aumenta de precio y los montos de las becas están estancados hace años, la única manera de que alcancen es que aumenten con respecto al costo de la vida.

Para finalizar como crítica a ambos partidos, estas propuestas ni siquiera toman en cuenta que hay que cambiar el actual reglamento de becas y que como estudiantes debemos proponerlo. De esto nos dimos cuenta en la marcha hacia la oficina de becas realizada en la segunda semana de clases durante este semestre, cuando la representante de becas nos dijo básicamente que no se podía hacer nada porque el reglamento de becas lo impedía. Bueno hay que cambiar ese reglamento y ninguno de estos partidos lo dice, y ese nuevo reglamento hay que construirlo desde abajo, con amplia información, espacios de discusión y asambleas abiertas donde el estudiantado becado se involucre y tome la lucha en sus manos.

Reactivar al Movimiento Estudiantil

Sin duda una necesidad urgente es reconstruir al movimiento estudiantil como un actor político de peso en la realidad universitaria pero también nacional. El mundo atraviesa una profunda crisis del capitalismo que es económica, social, ecológica, migratoria, etc. Ante esta realidad la juventud universitaria debe tomar posición y levantar propuestas desde los sectores explotados y oprimidos. Ninguno de los dos partidos plantea nada al respecto.

Alternativa cree que haciendo más conciertos se pueden acercar más estudiantes, como si los conciertos permitieran organizarnos. Sin duda un concierto temático donde se aborde una problemática o se difunda la información puede servir, claro, el arte al servicio de las luchas puede contribuir, pero eso nunca va a poder sustituir la organización, el espacio de asambleas abiertas donde no solamente nos informemos sino también tomemos decisiones y compromisos para impulsar nuestras luchas, sin ello no habrá ninguna rearticulación del estudiantado como movimiento social.

También plantean crear un podcast con el fin de “democratizar la información y comunicar problemáticas”. Esta propuesta evidencia la visión de Alternativa sobre el movimiento estudiantil como un actor pasivo, que solo necesita información y comunicación, ¿no planean democratizar la toma de decisiones? No, solamente la información, la que les interese a ellos y a la rectoría en comunicar, no la que nos sirva para organizar nuestras luchas desde abajo. Es una propuesta de comunicación unilateral, de la FEUCR hacia el estudiantado, no al revés, porque a ellos no les interesa lo que piense, viva o sienta el estudiantado, como quedó claro en la última lucha FEES.

Por su lado Integra ni siquiera tiene alguna propuesta en este sentido, claramente porque lo que menos le interesa a la derecha es que existan movimientos sociales que cuestionen la cruda realidad que estamos viviendo y menos el movimiento estudiantil que históricamente se planta contra los de arriba. Por esto proponen más hamacas en el campus o instalar pizarras en las paredes de la facultad para rayar con tiza; su contribución a la derecha rancia es mucha y al movimiento estudiantil nula.

Votar nulo y organizarnos por abajo

El próximo directorio de la FEUCR no va a ser un instrumento para politizar ni organizar al estudiantado, porque ninguna de las dos opciones se propone esto. Desde ya debemos organizarnos desde abajo con nuestros intereses al frente, por ejemplo, para exigir una mejora sustancial de las becas. Desde ¡Ya Basta! durante todo este semestre hemos impulsado la campaña por mejores becas que nos ha llevado a pasar por muchísimas aulas, puesto informativo en el Pretil, cafeteada por mejores becas, stickers, campaña en redes, etc.

Tenemos 5 propuestas concretas para impulsar y ampliar la campaña en conjunto con asociaciones de estudiantes y organizaciones de estudiantes: 1) que todos los montos de las becas aumenten con respecto a la inflación, 2) que se recalendaricen las fechas de depósito, 3) un estudio de cuanto se necesita para vivir y estudiar en todas las sedes universitarias, 4) que no se tomen decisiones en becas sin participación estudiantil y 5) reformar el reglamento de becas conforme a los anteriores puntos.

Invitamos a toda persona estudiante a organizarnos de forma independiente del gobierno y las rectorías, cosa que tampoco hacen los dos partidos que se disputan la conducción de la FEUCR, bajo nuestros propios intereses y consignas, a impulsar la campaña por mejores becas y a preparar una lucha sostenida para conseguir un FEES con crecimiento real para el próximo año. Sí hay plata para la educación, la salud y todos nuestros derechos, solo hay que cobrarle a los ricos, grandes capitalistas y a sus empresas más lucrativas y multimillonarias. Hay que tomar medidas anticapitalistas para enfrentar la crisis y el movimiento estudiantil puede ser un actor clave para levantar estas propuestas.

Por último, les invitamos a sumarse a ¡Ya Basta! una organización estudiantil anticapitalista que se plantea la tarea de contribuir a la reconstrucción del estudiantado como movimiento social, en alianza con la clase trabajadora y los movimientos sociales; así como también participar del próximo proceso electoral federativo, para que tengamos una opción de izquierda anticapitalista por la cual votar. La FEUCR debe estar al servicio de las luchas, no de quienes lo impiden ni de quienes atentan contra el derecho a la educación.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí