Por Sthefanny Zúñiga

Desde el segundo día de matrícula en los grupos estudiantiles de redes sociales la principal preocupación del estudiantado es la falta de cupos, el no poder matricular y la afectación que esto trae sobre el monto depositado en la beca ¿Cuánto me va a venir? ¿Cómo justifico la carga académica?

Estas son parte de las problemáticas estructurales que tiene la Universidad de Costa Rica, por un lado la pésima asignación de becas, las cuales tienen montos bajos que no contemplan los gastos elevados de algunas carreras, no contemplan los precios reales de los alquileres, o la comida, en general son montos ajenos a la realidad del estudiante y por ello se siente aún más la afectación en ese sentido cuando, por no lograr la cantidad de créditos requerida te rebajan ese monto ya paupérrimo.

En segundo lugar la afectación en los cupos, al igual que el año pasado este año cerró en su segundo día con muy pocos cupos disponibles y, al igual que sucedió el año pasado es posible que cuando salgan las estadísticas se refleje una alta cantidad de demanda insatisfecha, la cual el año pasado, en el primer ciclo cerró con 25.120 demandas, o sea 170 demandas insatisfechas por cada 100 estudiantes (esto tomando como base los datos de estudiantes del 2018). Ante esto, debemos recordar que recientemente se anunció recortes a los presupuestos de Vida Estudiantil (donde se encuentra la oficina de becas) y se han estado dando recortes a los salarios del personal docente en interinazgo, lo cual potencia el que a- no se abran muchos cupos b- las becas no mejoren –y más bien cae como anillo al dedo que más personas matriculen menos créditos.

Ahora, como causa general de estas situaciones están las exigencias de organismos internacionales como el Banco Mundial y la OCDE, así como el gobierno de turno: de aumentar la matricula mientras se disminuye el presupuesto, por ejemplo según los datos de Rectoría la matricula estudiantil ha pasado de 40 mil estudiantes en el 2015 a 42 mil estudiantes en el 2018, mientras el presupuesto ha pasado del 1.40% del PIB al 1.33% del PIB como proyección para el 2020.

Esta situación se suma la que afronta la Acción Social, donde los recortes hechos por la Rectoría amenazan la continuidad de programas tan importantes como Kioskos socioambientales, por ello desde ¡Ya Basta! Reiteramos el llamado a organizar un Encuentro Universitario de Lucha por medio del cual el estudiantado se pueda armar para confrontar los ataques del gobierno y las rectorías.

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre