• La administración de Carlos Araya continúa con la política de recortes en programas de Acción Social.

Sthefanny Zúñiga

Recientemente el personal docente del programa Kioscos Socioambientales. El cual es uno de los más grandes e importantes que tiene la Universidad y su afectación estaría recayendo sobre las comunidades empobrecidas.

Desde la pasada administración los programas de acción social vienen sufriendo una serie de recortes cada vez más profundos, en esta ocasión tal como lo señala el comunicado emitido por Kioscos, varios programas han sufrido recortes en la actual administración de Carlos Araya, tales como: PROES (reducción del 25%), PiOsa (del 50%) y Kioskos Socioambientales con el cierre de dos de los ocho programas que este coordina (1).

En esta ocasión la rectoría volvió a atacar los nombramientos del personal docente, dejando a dos trabajadoras sin contrato y reduciendo otros tiempos docentes (1) lo cuál va en dirección de precarizar los salarios de las personas funcionarias. Políticas similares se dieron entre finales del 2019 (en la administración de Henning, a la cual la actual rectoría le hace seguidismo), y a principios del 2020, lo cuál provocó una manifestación organizada por las comunidades en contra de los recortes, y a quienes la rectoría no se digno a recibir.

Es importante recalcar que estos ataques se producen en un contexto del ataque estructural contra la educación superior pública, el cual se ve por un lado en los constantes recortes del gobierno, y por otro en el beneplácito de las rectorías y los ajustes que imponen a nivel interno de las universidades.

Por si fuera poco, la rectoría emitió una circular (R-72-2020) en la cuál se lava las manos e intenta responsabilizar a quienes dirigen los programas por no hacer “bien los trámites” y no cumplir requisitos, una forma escandalosa “justificar2 los cierres de programas de Acción Social (2).

En estos momentos de crisis es necesario fortalecer la Acción Social, para que la universidad participe de manera activa en el desarrollo de las comunidades, personas trabajadoras y los sectores vulnerables y empobrecidos, quienes sufren mucho más el peso de la crisis y la pandemia.

Por esto el accionar de la rectoría es totalmente detestable y muestra la desidia de las autoridades universitarias, quienes ocupan los altos puestos, por la acción social y el diálogo entre esta institución de educación superior y las comunidades. Cabe resaltar que está política se asemeja a la del gobierno, mientras esté ataca a los sectores trabajadores y desfinancia las instituciones sociales dentro de la universidad pasa algo similar: se ataca al personal administrativo y dicente, principalmente quienes están en interinazgo o tercerización y se recortan programas de atención social.

Desde ¡Ya Basta! UCR nos solidarizamos con el personal docente de Kioscos Socioambientales y repudiamos las políticas de ajuste efectuadas por la rectoría. También le hacemos un llamado al estudiantado para organizarnos en defensa de la Acción Social y a luchar por universidades al servicio de la clase trabajadora y las comunidades, cobrándole impuestos a las grandes fortunas y empresas, que les permitan a las personas acceder a lugares de formación profesional.

 

1 Kioskos Socioambientales.  https://www.facebook.com/832854093473635/posts/3597253093700374/?app=fbl

2 Semanario Universidad. https://semanariouniversidad.com/universitarias/rectoria-alega-que-actua-a-derecho-con-respecto-a-kioskos-socioambientales/

 

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre