El grave recorte al presupuesto de las universidades públicas impuesto por este gobierno, ante la vista y paciencia de las autoridades universitarias, ya empieza a manifestarse con toda claridad. Como habíamos previsto, el impacto se manifiesta, primero y de manera violenta y descarnada en los sectores más vulnerables y carenciados de la universidad y de la sociedad.

En artículo del Semanario Universidad del 29 de enero la Universidad de Costa Rica (UCR) ha tenido que aplicar un recorte del 19% sobre el presupuesto originalmente presentado, en este recorte, los programas que se ven más seriamente afectados son los de Vida Estudiantil, poniendo en riesgo becas y beneficios estudiantiles y los programas de acción social, poniendo en riesgo proyectos que la universidad realiza en distintas comunidades del país, favoreciendo y colaborando con cientos de comunidades.

Pero los recortes afectan a una gran cantidad de funcionarios en condición de interinazgo que laboran en acción social y que verán sus nombramientos cercenados o simplemente serán cesados o cesadas, por políticas arbitrarias que realizan en este momento las autoridades universitarias, escudándose en el recorte presupuestario que se está aplicando de hecho por parte del gobierno. Estamos en contras de los recortes presupuestarios porque atentan contra las posibilidades de desarrollo de las futuras generaciones de jóvenes que tienen derecho también a una educación superior pública y de calidad.

Los siete programas de acción social de la Universidad de Costa Rica realizan importantes aportes a una gran cantidad de comunidades que se benefician del trabajo de docentes quienes con mucha mística y compromiso y en conjunto con personas y recursos  de las mismas comunidades impulsan procesos de muy diverso tipo, que contribuyen con el desarrollo social, la conciencia crítica y el mejoramiento de la calidad de vida que se traduce en un empoderamiento de las comunidades y de los distintos actores sociales y políticos locales que existen en ellas.

Sólo para dar un ejemplo, solo uno de estos programas, el de Kioscos Socioambientales, ha trabajado durante los últimos diez años en el 83% del territorio nacional, impactando en 53 de los 83 cantones del país. Mucho del trabajo que se realiza en los programas de acción social de la UCR trabaja con la población más pobre y vulnerable, contribuyendo con la redistribución de la riqueza y mejorando los indicadores de desigualdad, que como sabemos, se ha convertido en uno de los problemas más graves del país, precisamente a partir de los ataques que se han realizado durante los últimos años a los derechos de los sectores más empobrecidos, en buena medida, a través de los recortes presupuestarios de las instituciones públicas. El Programa de Kioscos Ambientales aporta desde hace 12 años a la acción social de la UCR con el acompañamiento e intercambio en los procesos comunitarios, fortaleciendo la relación institución/sociedad, a partir de la construcción conjunta de saberes que fomentan inclusión, organización y solidaridad.

Extendemos nuestra solidaridad a las compañeras y compañeros docentes del Programa Kioscos Ambientales y demás programas de la Vicerrectoría de Acción Social quienes se encuentran en incertidumbre sobre sus nombramientos para este año 2020, en donde se están aplicando, a partir de la presión externa que exige en la práctica recortar el 19% del presupuesto universitario, o sea 69.000 millones de colones, medidas arbitrarias que ponen en riesgo o precarizan el empleo de una veintena de docentes que trabajan en los programas institucionales de acción social  de la UCR.

Sabemos que los recortes que hoy se aplican en acción social y en el presupuesto destinado a atender las becas y programas de bienestar estudiantil pasado mañana estarán afectando a otros sectores vulnerables de la universidad, como a otras personas trabajadoras interinas que laboran en nuestra institución. Sabemos que la noticia que publica tendenciosamente el periódico La Nación el pasado 20 de enero, porque compara el presupuesto de este año, que incluye el presupuesto del Instituto Nacional de Aprendizaje y de la Red de Cuido como gastos en educación, por primera vez, con presupuestos de años anteriores sin que se incluyeran estos rubros; en realidad el presupuesto en educación de este año es el menor desde 2013, como denuncia Doble Chekc en su página el día de ayer.

Nos unimos a la exigencia a la administración de la UCR de garantizar la estabilidad laboral de las y los trabajadores de la Vicerrectoría de Acción social, así como la continuidad de los procesos de acompañamiento comunitario que realizan los programa; acompañaremos y acuerparemos las movilizaciones en defensa de los programas y los derechos laborales de las y los trabajadores universitarios que laboran en acción social que se estarán realizando el día de mañana jueves 30 de enero, a las 9:00 a.m., saliendo del pretil. Instamos a todas las seccionales del SINDEU y demás organizaciones gremiales, sociales y políticas del país a que se sumen a la movilización para exigirle a la rectoría que se comprometa realmente con los derechos de las y los trabajadores universitarios y de las comunidades afectadas.

Hacemos un llamado a mantenernos alerta y en pie de lucha ante las medidas injustas de este gobierno. ¡Defendemos la Acción Social de la Universidad y nuestros derechos laborales!

Seccional del SINDEU de la Escuela de Sociología de la Universidad de Costa Rica

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre