-Sthefanny Zúñiga, estudiante de Artes Plásticas/Ciencias Políticas y representante de la corriente ¡Ya Basta!

-Graciela Mora Padilla, docente interina y afiliada de base al SINDEU

El gobierno de Carlos Alvarado, en alianza con los partidos de derecha y conservadores de la Asamblea Legislativa, desarrollan una agenda de ataques contra la clase trabajadora y las instituciones públicas.

En primer lugar, mediante la imposición de la Regla Fiscal y los recortes presupuestarios a las instituciones públicas, entre éstas la CCSS y las universidades estatales. Por ejemplo, el año pasado mutilaron 10.000 millones  (1.95%) del Fondo Especial para la Educación Superior (FEES) y, para este año, en primera instancia lo negociaron sobre el monto resultante del recorte y con un crecimiento real del 0%. Además, en la “Comisión para Investigar el FEES” mencionaron que existe un “presupuesto sobrante”, refiriéndose a lo otorgado a la UTN en el monto dado a las universidades, lo cual abre las puertas para nuevos recortes; asimismo dan señales que apuntan a reformar los artículos 84 y 85 de la Constitución Política, los cuales garantizan la autonomía universitaria.

Sumado a esto, el gobierno pretende prohibir el derecho a huelga, justo cuando prepara más ataques contra las conquistas sociales y una reforma al Estado (recortes a pensiones, ley de empleo público, etc.) para quitarle a la clase trabajadora la posibilidad de reaccionar y confrontar los ataques: ¡El proyecto 21.049 es una ley mordaza contra la clase trabajadora!

Ante estos ataques, es necesario que la comunidad estudiantil y la clase trabajadora de las universidades nos organicemos y retomemos las calles, para pararle la mano al gobierno y sus secuaces en la Asamblea Legislativa. Claramente la FEUCR, bajo la dirección de PROGRE, demuestra, una y otra vez, ser inoperante y totalmente pro-gobierno; incluso en esta coyuntura ni siquiera se pronunció contra el proyecto 21.049 ni se sumó a ninguna movilización contra el mismo.

Por todo lo anterior, hacemos un llamado al movimiento estudiantil (asociaciones estudiantiles, grupos independientes y corrientes políticas) y al SINDEU para construir un espacio que aglutine a todos los sectores con disposición a luchar en defensa del FEES, la autonomía universitaria y en defensa del derecho a huelga; además para sumar a otros movimientos sociales con reclamos contra el gobierno, empezando por las y los estudiantes de secundaria. No debemos replicar la fragmentación de espacios que impera en el movimiento sindical, lo cual da por resultado el debilitamiento de las luchas obreras y populares.

Por eso proponemos articular un Encuentro Universitario de Lucha, desde el cual podríamos impulsar una campaña informativa y de movilizaciones, para sumarnos como bloque universitario a las marchas contra el proyecto 21.049 y, al mismo tiempo, acumular fuerza para cuando se discuta el presupuesto nacional en la Asamblea Legislativa en la segunda quincena de octubre, previendo que los partidos de derecha y conservadores intentarán recortar el FEES nuevamente.

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre