• Distintas facultades suspenden lecciones por completo.
• Henning le da la espalda al estudiantado y a la población trabajadora.

Por Sthefanny Zúñiga

El día de ayer las autoridades universitarias desalojaron a las personas beneficiarias de Residencias Estudiantiles; a las 12 medio día no quedaba nadie en el edificio. Posteriormente a que se diera a conocer esta medida de la Rectoría, inició una especie de pugna entre las autoridades universitarias, por un lado decanas y decanos de distintas facultades comenzaron los trámites para detener por completo el curso lectivo hasta el 13 de abril y, por el otro, las máximas autoridades universitarias, de la mano del rector Henning Jensen.

Como resultado de esto, facultades y escuelas como las de Artes Plásticas, Microbiología, Ingeniería Eléctrica, Derecho, Ciencias Sociales, Ciencias, Agroalimentarias y Farmacia suspendieron lecciones. Además la directora de la escuela de medicina envió una carta a Rectoría solicitando la detención de cualquier actividad en la universidad dado que “según el comportamiento epidemiológico estos [los casos] van a aumentar exponencialmente y el riesgo de contagio también” , según indica en el oficio EM-D164-2020.

Sin embargo, como respuesta a otro oficio en el cual se solicitaba el cierre de la institución a raíz de la declaratoria de emergencia nacional, el rector alegó lo siguiente: “por medio de las acciones empleadas en la universidad se cumple con las órdenes y recomendaciones giradas por el Ministerio de Salud. La suspensión de lecciones presenciales y, en la medida de lo posible, su sustitución a través de plataformas de mediación virtual, así como la habilitación de trabajo remoto para los funcionarios universitarios permiten que las distintas sedes de la universidad tengan menos afluencia de personas (…) Considero que el cierre de lecciones que ustedes han decretado es un grave error. Estamos ante una circunstancia inédita que nos interpela y nos exhorta a aprender individual y colectivamente, a imaginar nuevos escenarios de interacción académica, a innovar propuestas y soluciones…” En pocas palabras: el rector de la Universidad de Costa Rica le da la espalda a la realidad nacional y a la de milesde estudiantes –principalmente fuera del GAM- que no tienen las condiciones materiales para cumplir con los nuevos estándares de innovación.

Si se recapitula un poco ya habían señales de la deshumanización de la UCR: el momento en el cual se le dio la espalda a miles de personas en medio de la huelga contra el Plan Fiscal –que de paso dejó fuertes afectaciones en la universidad-, el que las autoridades mantengan a un gran sector poblacional en interinazgo, el aumento de la tercerización, el desmantelamiento de la acción social, tener a ciertas áreas (como Artes, Sedes y Recintos Regionales) en suma precarización, entre otros, ya daban cuenta de una Universidad con un profundo giro neoliberal.

Este giro se vuelve a evidenciar con la deshumanización tanto del estudiantado como de las personas trabajadoras, por un lado obligando a las segundas o a ir a la universidad –incluso con el riesgo de contagio- o reorganizar las clases de un día para otro sin ningún acompañamiento. En el caso del estudiantado se le obliga a asumir una modalidad virtual sin que la plataforma funcione bien –pues se pasa cayendo- teniendo que usar varias plataformas para los cursos por la ineficiencia de la universidad, esto sin considerar que por motivos socioeconómicos y regionales no tengan acceso a internet, a una computadora, u otros dispositivos.

Esta es la imagen que las élites neoliberales criollas tienen para la universidad: una universidad en la cual quien acceda no provenga de las clases más bajas, donde para quien estudie en ella sea impensable que otra persona no cuente con buena señal de internet ni necesite de las residencias estudiantiles para continuar con la modalidad virtual impuesta autoritariamente desde arriba.

Desde ¡Ya Basta! hacemos un llamado al estudiantado para organizarse ante las medidas autoritarias de la Rectoría y la VIVE, las amenazas contra las becas; además de adoptar una postura crítica con el accionar de Rectoría, también exigimos la renuncia de la Vicerrectora de Vida Estudiantil Rut de la Asunción Romero.

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre