¡Ya Basta UCR!

Recientemente el resultado de las elecciones federativas ocupó el debate nacional, esto ya que el directorio federativo y un Consejo Universitario fueron ganados por la juventud liberacionista, con el partido U! Factorial.

Según los datos del TEEU participaron un total de 3.157 personas (un 7.33% del padrón), para el directorio U! Recibió 1406 votos (un 45.30%), Alternativa -quien se quedó con el otro Consejo-, 1.397 votos (45.01%) y Organízate 206 votos (6.01%) y el abstencionismo llegó hasta el 92.67%, una cifra sumamente elevada.

Estas elecciones se dan en medio de un giro hacia la derecha a nivel nacional, en el cuál se han aprobado una serie de proyectos en detrimento de la clase trabajadora y los sectores empobrecidos. Y el único movimiento que se encuentra llevando la pelea contra el avance de la derecha es el de mujeres, el cuál incluso tomó la delantera al presentar el proyecto de Aborto Legal, Seguro y Gratuito. Este giro se vio reflejado en las elecciones federativas.

Alternativa y Progre: el bipartidismo y la crónica sobre la desarticulación del Movimiento Estudiantil

Como ya lo indicamos antes (1) la crisis del Movimiento Estudiantil es provocada por un clima de despolitización, desarticulación y desmovilización el cuál ha imperado en los últimos años en la universidad y causa, actualmente, la que podría ser la mayor crisis del movimiento estudiantil en Costa Rica.

En los últimos años viene primando el individualismo y la desvinculación del estudiantado con los grandes debates nacionales, e incluso los debates más generales de la universidad, como lo es la lucha por el FEES. Todo esto obstaculiza la acción del estudiantado como sujeto social con su propia agenda y métodos de lucha.

Toda está crisis no se construyó sola, sino que, desde los espacios de representación estudiantil ocupados por el progresismo bipartidista de Progre y Alternativa (juventudes del PAC y el FA, respectivamente) han impulsado tanto la desarticulación de espacios y de luchas, cortando, por ejemplo, los vínculos de sensibilidad estudiantiles con otros sectores, como el trabajador o el ecologista, tal como pasó cuando se le dio la espalda al movimiento sindical en la lucha contra el Combo Fiscal.

Además, a lo interno el movimiento estudiantil se encuentra completamente desarticulado, lo cual se refleja en los escasos espacios asamblearios que se abren para debatir distintos temas. Y, el accionar tanto de Progre como Alternativa quienes cuando llegan a los espacios ofrecen apoyo sólo para luego dejarlo de lado.

Además, las constantes claudicaciones o la dependencia de las dirigencias estudiantes hacia la Rectoría. Por ejemplo, Progre en el 2019 sentándose a pactar con el gobierno y las rectorías en el contexto de las tomas estudiantiles. O bien, actualmente Alternativa que, muy a pesar del los 48 mil millones recortados al FEES y el ataque directo a la autonomía universitaria se negó a abrir espacios asamblearios para que el estudiantado se involucrará y saliera a luchar.

Todo esto viene abriéndole espacio a la derecha universitaria, la cual desde el año pasado se aglutinó en U! Factorial, luego de una ruptura interna de Progre, quienes ahora ocupamos dirección del la Feucr.

Una campaña electoral políticamente “fría”

Uno de los aspectos más relevantes de este proceso electoral fue que la consigna por el incremento del FEES y la denuncia contra los recortes de parte del gobierno y las rectorías perdió totalmente la centralidad en el debate, lo cuál es un gran retroceso en las discusiones que se dan dentro del estudiantado. No hubo un partido político que posicionará en todos los espacios -de forma clara y contundente- la necesidad que el FEES tuviera un crecimiento real y significativo para poder solventar muchos de los problemas en cupos, becas, Sedes y Recintos Regionales, salarios, giras, infraestructura y demás.

En cuanto a las principales propuestas de cada agrupación, Alternativa optó por sostener que impulsaría una universidad en las calles, aún cuando el directorio de este mismo partido es reticente a organizar cualquier lucha de forma presencial.

En el caso de U! Factorial quienes son la juventud de Liberación Nacional un partido que abiertamente impulsa la avanzada de recortes y los ataques a la autonomía universitaria. Por demás que la actual presidenta confirmó la pretensión de está agrupación para someter el directorio a alianzas con empresas privadas, lo cual sería un duro golpe para la autonomía del directorio y del movimiento estudiantil.

Y, por último, Organízate centró su campaña en la consigna de las elecciones universales para rectoría, la cuál si bien es una exigencia democrática correcta, cabe señalar que se quedaron en un aspecto metodológicamente organizativo interno de la universidad y no le dieron respuesta a la lucha contra los recortes, ni jerarquizaron está discusión.

Los resultados de unas elecciones antidemocráticas

Como ya señalamos con anterioridad el presente proceso electoral se dio de forma antidemocrática, esto por varios factores, entre ellos, que el proceso se diera en medio de vacaciones (y del proceso de matrícula) con las clases virtualizadas y un proceso convocado de forma sumamente precipitada. Todo esto fue acumulativo para que gran cantidad de estudiantes no tenían entre sus prioridades los otros asuntos de la universidad.

A lo anterior se le sumó una forma de votación tequiosa, en la cuál cada estudiante debía pasar por unas tres plataformas para emitir el voto (indicar también la nulidad de indicaciones sobre cómo llenar la papeleta) y una falta de accesibilidad para personas con baja visión o no videntes, quienes, por lo mismo no lograron emitir el voto y la exclusión de una parte del estudiantado de medicina, entre otros sectores.

Todas está situaciones ayudaron a incrementar el abstencionismo, pues una buena parte de la población universitaria no tuvo asegurado el acceso a la información de las campañas (que cada partido hizo de forma virtual en sus perfiles) o de las votaciones en general.

Para rematar, tras el cierre de urnas y antes de que el Tribunal emitiera algún criterio u resultado preliminar los liberacionistas salieron a festejar ¡Con datos supuestamente del TEEU! (2) lo cuál sienta un mal precedente en cuanto a la fiscalización y el manejo de la información por parte del Tribunal.

¡Por una Juventud anticapitalista, feminista y ecologista! ¡Refundemos el movimiento estudiantil sobre nuevas bases!

Expresado lo anterior desde ¡Ya Basta! Reiteramos la necesidad de abrir el debate sobre el paulatino regreso a las clases presenciales, para que esté se de en las mejores condiciones de salubridad y con la participación democrática del estudiantado, para que no sea sólo una decisión que venga desde arriba.

Lo anterior ya que, con la actual presidencia de U! Factorial a cargo del directorio Feucr es casi un hecho que el próximo acuerdo FEES vendrá con fuertes recortes. Esto primero por qué se trata de Liberación Nacional y su partido vienen atacando fuertemente a las universidades, proponiendo recortes al FEES y violentando la autonomía universitaria, y segundo, la mayor parte de los directorios federativos se encuentran liderados por la derecha.

Ante lo anterior no podemos quedarnos en nuestras casas viendo cómo avanza el desmantelamiento de la autonomía y el presupuesto universitario. Por lo cual, desde ¡Ya Basta! sostenemos que es necesario reconstruir el Movimiento Estudiantil sobre nuevas bases, anticapitalistas, feministas y ecologistas con independencia del gobierno y las rectorías. Por ello les extendemos la invitación a ser parte de nuestro proyecto político.


Notas:

1 izquierda web. http://izquierdaweb.cr/universidades/unas-elecciones-feucr-antidemocraticas/

2 el mundo.cr. https://www.elmundo.cr/costa-rica/diputados-del-pln-felicitan-a-ufactorial-por-gane-en-elecciones-federativas-de-la-ucr/

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre