• Estudiantes con preocupación sobre lo que sucederá con las becas.
  • Los discursos de estabilidad de las finanzas universitarias resultan no ser ciertos.

Sthefanny Zúñiga

La situación actual trae diversas afectaciones a las universidades, un ejemplo es lo que acontece en la Universidad Técnica Nacional (UTN), en la cuál según un informe sobre las perspectivas financieras del centro dicen tener un faltante de ₡1.180 millones que obliga a recortar las becas y en apariencia, los ingresos para el otro año podrían disminuir un 16% con respecto al actual (1), lo cuál genera preocupación sobre el futuro de las becas.

Lo anterior lo explican aduciendo que el monto recibido este año por la universidad no es suficiente para cubrir los gastos, ya que el presupuesto prácticamente no aumentó. De este modo, dentro de las razones que le dan al estudiantado es que “la UTN no posee fondos” (2) esto ya que, una buena parte de su presupuesto se financia con venta de servicios, lo cuál no han podido hacer por la pandemia.

En está situación la universidad ha contactado con los arrendatarios de los lugares donde se hospedaban quienes recibían el beneficio de “apoyo residencial” para verificar si aún se encontraban alquilando. Según los testimonios la universidad ha dejado implícito que el estudiantado perdería el beneficio, afectando mucho más las condiciones de vida de gran parte de esta población. Dicha acción la rechazamos, ya que atenta contra el derecho a estudiar del pueblo trabajador.

En cuanto a las situaciones particulares de cada estudiante, actualmente, según los relatos, “hay muchos testimonios desalentadores”, “son muchas las cosas que ellos no toman en cuenta”, “hay personas sobreviviendo con la beca, ya que sus familias perdieron todos los ingresos” (2). Resulta inhumano que las rectorías la emprendan contra los sectores más empobrecidos de las instituciones de educación superior y cuando “mucha gente se devolvió por que no tenía de otra” (1) y en varios casos el acceso a internet se dificulta; estos son los aspectos que, tal como señalan, las autoridades universitarias no quieren ver.

Lo anterior resulta peor ya que, anteriormente la misma universidad emitió la circular VDOC-17-2020 donde aseguró que las becas no se verían afectadas por situaciones vinculadas a la pandemia. Por lo cuál, en este momento se estaría pasando por encima del derecho al estudio para los sectores sociales trabajadores y populares, una acción cuestionable que debemos enfrentar.

Un grupo de estudiantes redactó un documento para solicitar aclaración a la Vicerrectoría de Vida Estudiantil y a Becas, del cual están a la espera de respuesta. En el mismo se lee:

Se considera que la situación actual debido a la pandemia que afecta a todos los sectores del país, pero especialmente a los que cuentan con menos recursos y en los que se incluye la población becada, requiere de medidas especiales que garanticen la continuidad de los estudiantes en los programas de estudio…

Demandamos la comunicación abierta, transparente y oportuna, de forma individual y/o pública, entre la Oficina de Becas y el estudiantado becado. Esto debido a que algunos de los estudiantes aquí adscritos manifiestan la poca claridad de intenciones con que se ha contactado a los estudiantes y arrendadores. Además, a pesar de las solicitudes por parte de los estudiantes y por medio de correo electrónico hechas a la Oficina de Becas, no se han obtenido respuestas claras sobre la condición de beca para el tercer ciclo.

Lo anterior genera dudas e incertidumbre entre la población becada, que desea conocer a fondo los detalles sobre el modo de actuar de la Oficina de Becas para el periodo académico en curso y para el venidero, pues existen rumores que quisiéramos que aclaren con respecto al retiro del beneficio de beca. Se solicita entonces revisar los casos particulares de los estudiantes que así lo soliciten.

En caso de que el beneficio de apoyo residencial estudiantil se vea interrumpido para las personas que se vieron obligadas a regresar a sus respectivos hogares, se solicita aclarar el procedimiento que se llevará a cabo para retomar el mismo en cuanto se regrese a la modalidad presencial o en cuanto el estudiante así lo requiera. (3)

Está es una preocupación real de los y las estudiantes de dicha universidad, quienes lo único que quieren es continuar con sus estudios y que el centro de estudios que el centro de estudios reconozca su derecho a la beca como parte fundamental del acceso a la educación y de la calidad de vida del estudiantado.

Este accionar de la UTN que perjudica al estudiantado de las clases empobrecidas, sólo demuestra que la “solidaridad” de la cuál habla el CONARE y que usa para normalizar los recortes que se han efectuado, no aplica para los y las estudiantes que se están viendo severamente afectados por la actual crisis y sólo reciben recortes que afectan su calidad de vida. Por ello es importante que en cualquier universidad la beca sea un derecho del estudiantado y no simplemente un apoyo.

Ciertamente estamos en medio de una crisis y precisamente por ello resulta importante que se invierta en educación, para no volver a tener una “generación perdida” y para lograr avanzar. Además, los sectores empobrecidos y la juventud que son quienes no tienen nada que ver con la misma no son los sectores que deberían pagar por la crisis.

Además, con estas circunstancias resulta importante exigir que este año haya un aumento real y significativo del presupuesto universitario, presupuesto que en los últimos años viene decreciendo en relación al PIB y con un crecimiento real sumamente raquítico que ronda el 1%.

Ante todos estos ataques emprendidos tanto por la rectoría como el gobierno y el FMI hay que organizarnos para defender nuestros derechos y que la crisis la paguen los grandes evasores y empresarios, para que el presupuesto universitario crezca y que la educación esté al alcance del pueblo trabajador.


Notas:

1. Balance y perspectivas generales sobre la actualidad de la UTN. 2020. Rectoría informa.

2. La información fue proporcionada por estudiantes, a quienes se les mantendrá el anonimato.

3. Este fue un documento suministrado en el proceso.

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre