Por Redacción

Las políticas de recorte impulsadas por el gobierno neoliberal de Carlos Alvarado hacia la educación superior plantean una situación amenazante, en primera instancia para las sedes y recintos regionales de la Universidad de Costa Rica.

Según dio a conocer recientemente la Asociación de Estudiantes de Estudiantes Sede de Guanacaste, mediante el oficio SG-AEG-0003-2019, la administración universitaria ahora amenaza con el recorte de 8 cursos en la sede de Guanacaste mediante el oficio VD-3461-2019, para el presente II semestre de 2019.

Estos cursos son de las carreras de psicología (Normalidad, patología y diagnóstico I; Normalidad, patología y diagnóstico III; Seminario: aspectos éticos y legales del ejercicio de la psicología; e Investigación V), Educación Primaria (Matemática en la educación primaria II; Ciencias en la Educación Primaria II), Agronomía (Agroecología), y Filosofía del Derecho II.

Esto es un claro atropello a los derechos del estudiantado, que de aplicarse estas medidas de recorte verán atrasados sus avances en las carreras, en su graduación de bachillerato (como en el caso del curso de Derecho) y en la posibilidad de matricular cursos el próximo semestre que presenten como requisito los cursos que se buscan cerrar.

Además, ya se han entregado tareas, exámenes y evaluaciones, e incluso hay quienes están haciendo prácticas académicas fuera del campus universitario, como sucede con las carreras de Psicología y Educación Primaria. Cerrar estos cursos implica que la universidad se desentiende de procesos en los que ya está comprometida, con poblaciones vulnerables que se ven beneficiadas por el trabajo que hace el estudiantado de estas carreras.

Asimismo, la semana pasada IzquierdaWebCR dio a conocer que en la Sede del Pacífico se presenta una situación similar: un faltante de 20 tiempos completos docentes para el 2020 y la posibilidad de cierre de tres carreras o incluso más. (1) Además se han cerrado tres de los siete trabajos comunales que tenía la sede y se han unificado grupos de Humanidades para reducir gastos (2), lo que disminuye la calidad de la educación por la enorme cantidad de estudiantes por grupo.

Recordemos además que el veto de Carlos Alvarado al artículo 24 de la Ley 9732, afecta el 100% del presupuesto del recinto de Paraíso, así como también a la sede del Caribe, en las cuales es probable que esta administración anuncie nuevos recortes.

Esta es la línea de la administración del rector Henning Jensen y la vicerrectora de docencia Marlen León, aplicar el recorte a las sedes y recintos regionales tal y como lo impulsa el gobierno neoliberal.

La crisis fiscal es producto de las grandes exoneraciones a actividades productivas multimillonarias como las zonas francas y la agroindustria piñera. Además la enorme corrupción, evasión y elusión fiscal de los grandes empresarios amparados por un estado cada vez más neoliberal y menos social.

Alertamos a la comunidad estudiantil, docente y trabajadora a defender la educación superior pública contra los ataques del gobierno, los empresarios, la OCDE y los organismos internacionales. Llamamos a llenar de solidaridad la lucha que se preparan a dar los y las compañeras de estas sedes regionales.


(1) http://izquierdaweb.cr/titulares/universidades/ante-recortes-a-las-universidades-plantean-la-posibilidad-de-cierre-de-carreras-en-la-sede-pacifico-de-la-ucr/

(2) https://semanariouniversidad.com/bloque1/sede-del-pacifico-urge-recursos-para-contratar-mas-profesores/

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre