• Presionemos desde las bases a la dirigencia nacional para que vayamos a las calles a pelear contra el FMI, el gobierno y por impuestos progresivos con acciones más fuertes, creando un plan de lucha y un pliego de exigencias unificado. Sumémonos el martes a la caravana sindical y a los cortes de ruta regionales de los próximos días.

Por Marcela Ramírez Aguilar (coordinadora de la regional 15)

El próximo martes 6 de octubre el Movimiento Sindical y Social (en el que participa APSE) está convocando a una caravana vehicular en el centro de San José. Como luchadora y coordinadora regional de APSE comparto la convocatoria y motivo a sumarse. Al mismo tiempo señalo las siguientes contradicciones de dicha acción callejera.

  1. Mientras en todo el país se realizan cortes de ruta que muestran un gran descontento social hacia la situación de pobreza, desempleo, las políticas del gobierno, las negociaciones con el FMI y la crisis fiscal, diversos sindicatos estatales llaman a una actividad de unas pocas horas, de baja intensidad y de forma aislada frente a las acciones en todo el país.
  2. El eje de la caravana no puede ser únicamente la consigna por justicia tributaria. Hay que levantar la voz para derrotar la contra reforma neoliberal que ya está atacando las pensiones, los salarios y en general la condición de vida de la gente trabajadora y los sectores populares. Es necesario oponerse a la venta de instituciones estatales, los ataques a los derechos del sector público y la negociación con el FMI.
  3. En el consejo avalamos que nuestro sindicato participe en unidad sindical. Sin embargo, es necesario que las acciones que se definan sean democráticas y beligerante, sino el resultado serán acciones impuestas desde las cúpulas donde no involucran en las discusiones a las bases y quedamos con acciones débiles.
  4. Ante el escenario donde hay sectores saliendo con una orientación no tan clara ni tan clasista posible, APSE y los demás sindicatos deben sumarse, orientar y tratar de dirigir los movimientos para que sean los ricos los que paguen la crisis, no se imponga el millonario endeudamiento con el FMI y se logre derrotar la contra reforma neoliberal. Décadas de lucha sindical no pueden ser desaprovechadas en estas protestas. Ya de por sí sin que los sindicatos hagan el llamado, un gran componente de su afiliación se suma a participar.
  5. La participación para esta caravana igual que en las anteriores queda fuera de convocatoria de huelga por lo que se dificulta la participación masiva de la afiliación en la actividad y eso reduce su impacto.

El objetivo de señalar estas contradicciones es saldarlas en el futuro cercano para que el movimiento sindical y popular que hoy paga la crisis creada por los gobiernos que amparan grandes millonarios evasores y elusores logre pararle la mano a este gobierno para imponerle impuestos al gran capital, defender las conquistas sociales así como impedir el acuerdo con el FMI.

Presionemos desde las bases a la dirigencia nacional para que vayamos a las calles a pelear contra el FMI, el gobierno y por impuestos progresivos con acciones más fuertes, creando un plan de lucha y un pliego de exigencias unificado. Sumémonos el martes a la caravana sindical y a los cortes de ruta regionales de los próximos días.

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre