Por Graciela Mora Padilla

Actualmente, nos encontramos en un contexto donde el gobierno y los partidos de derecha, en miras de defender los intereses del sector empresarial, cierran filas contra la clase trabajadora. Con la aplicación de políticas neoliberales realizan recortes en los presupuestos, como en la educación pública y programas de índole social; además, con la posibilidad de aprobar un proyecto que arrebata a las trabajadoras y trabajadores el derecho a huelga para exigir nuestros derechos.

Mientras esto sucede, las dirigencias sindicales no demuestran comprensión ante esta situación política, pues hasta el momento no existe un plan de lucha claro ante los ataques. También se resisten a impulsar la unidad para luchar a fondo contra los ajustes neoliberales.

La crisis del SINDEU

En el caso del Sindicato de Empleados de la Universidad de Costa Rica (SINDEU), la Junta Directiva (JD) profundiza la crisis de la organización, pues aunque llevan pocos meses de iniciar su período, muestran una división interna que desmoraliza y/o confunde a las bases.

Por ejemplo, suspendieron (y posteriormente expulsaron) de la JD al Secretario General, César Parral, debido a pugnas internas y por el apoyo de éste último a la creación de una seccional de personas interinas. Más allá del balance que se tenga sobre su gestión, recurrir al método de la expulsión de miembros de la JD que fueron votados por las bases sienta un precedente anti-democrático muy peligroso, aunque esta decisión fuese luego ratificada en una asamblea del sindicato, pero cuya asistencia estuvo muy por debajo a la cantidad de personas que votaron a su favor en las elecciones.

En este caso, lo mejor era que toda la JD renunciara y la asamblea votará una directiva transitoria hasta la realización de nuevas elecciones democrática. Contrario a esto, la mayoría de la JD no planteó ningún mecanismo de elección de la persona que va ocupar la Secretaría General en adelante.

¿Por qué es importante la creación de una Seccional de Personas Interinas?

Las personas trabajadoras en condición de interinazgo representamos el 65% del personal contratado de la UCR y contamos con menos derechos laborales. Además, dentro de la diversidad de nombramientos, existe un sector que cada final de semestre experimenta incertidumbre laboral al desconocer la situación del siguiente período. Ante esta precarización, es el sector trabajador más vulnerable ante posibles recortes y, por su situación de interinazgo, existe un temor de ser víctimas de acoso laboral por el hecho de organizarse y luchar por sus derechos.

Por ello, es de suma importancia la conformación de una seccional de personas interinas, como una herramienta de organización para todo el sector y así enfrentar los ataques neoliberales, tomando en cuenta las diferentes situaciones que cada trabajadora y trabajador enfrenta.

Podría ser un punto de apoyo para fortalecer al SINDEU en la actual coyuntura, afiliando a muchas personas interinas para luchar por su propiedad. La unidad de la clase trabajadora universitaria, es decir, de propietarios e interines, es un paso indispensable para luchar contra el ajuste del gobierno y su aplicación por parte de la Rectoría.

Al respecto de este punto, la mayoría de la JD se opone a la creación de dicha seccional, demostrando una total falta de comprensión política sobre su importancia (y de sensibilidad hacia las condiciones de precarización laboral). Esto quedó claro en la asamblea del pasado 14 de noviembre, donde impulsaron revocar la votación de una asamblea previa donde se aprobó la conformación de esa seccional.

Por la unidad de la clase trabajadora universitario

Consideramos necesario que las dirigencias sindicales impulsen la unidad de toda la clase trabajadora para la lucha, pero con este tipo de acciones la JD del SINDEU fomenta la división interna y no suma fuerzas para la organización y lucha ante la patronal y el gobierno. Nuestro sindicato requiere discutir de forma democrática como abordar esta crisis y qué tipo de sindicato queremos construir, en particular definir su posición ante el problema del interinazgo que agobia a la mayoría de las personas trabajadoras de la UCR.

 

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre