Trabajadoras de Palma Tica denuncian que deben hacer sus necesidades y cambiarse las toallas sanitarias en el campo

Este caso muestra que la libertad sindical en el país solo está en el papel y es necesario avanzar en la organización desde abajo para torcerle la mano a las empresas explotadoras y al gobierno ajustador.

0
60

En un vídeo circulado en redes sociales Dania Obando, secretaria general del Sindicato de Trabajadores de la Palma y Afines (Sitrapa) denunció las pésimas condiciones de higiene en las que laboran las trabajadoras y los trabajadores de la empresa Palma Tica.

Obando señala que “las compañeras tienen que, cuando andan el periodo menstrual, cambiarse su toalla sanitaria ya sea dentro de un canal o detrás de una palma”. De igual forma sucede con sus necesidades fisiológicas, las cuales “nos toca hacer al aire libre, limpiarnos como podemos y ni siquiera tenemos para lavarnos las manos antes de comer”.

La empresa ha hecho oídos sordos a sus reclamos, por lo que le exigen al gobierno que intervenga para obligarla a colocar servicios sanitarios en los campos de trabajo.  Esto hace parte de la dictadura patronal que, de una forma grotesca, decide qué legislación cumplir y cual no.

El Estado es cómplice de esto como garante de las condiciones de explotación. Esta empresa tiene diversas certificaciones, por ejemplo, sus fincas en Quepos ostentan la Certificación en Acción Social, Ambiental y Saludable de la municipalidad de ese cantón por “su trabajo por el medio ambiente y el bienestar social”.

Las demandas de este sindicato y la renuencia de la empresa a cumplirlas hacen parte de una campaña antisindical. La dirigente asegura que “hay toda una estrategia de la empresa para levantar el perfil al sindicato patronal e invisibilizar al nuestro. Con eso engañan a los trabajadores y pretenden quitarnos afiliados”.

Explica que existe otro “sindicato patronal” como una forma de debilitar la organización por debajo de las y los trabajadores. “Hay una presión insoportable para que los trabajadores se desafilien del Sitrapa. No ha parado la campaña antisindical de la gerencia de la empresa”.

Las medidas que adopta la gerencia no tienen ninguna justificación más que la política de reventar la organización obrera y hace parte del antisindicalismo que impera en el país. Por ejemplo, Sitrapa propuso la creación de un bono trimestral y el acceso a préstamos de emergencia, lo cual les fue denegado, sin embargo, la patronal si adoptó las medidas mediante el sindicato blanco en otra finca.

Nos solidarizamos con esta lucha y exigimos el cumplimiento de las medidas de seguridad e higiene, además, que se garanticen todos los derechos laborales de estos trabajadores y trabajadoras. Este caso es una muestra mas de que la libertad sindical en el país solo esta en el papel, por lo que es necesario avanzar en la organización desde abajo para torcerle la mano a las empresas explotadoras y al gobierno ajustador.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí