Por Deby Calderón Vega

En diciembre del 2016 la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (SETENA) aprobó viabilidad ambiental para la siembra de piña en las cercanías del Humedal Térraba-Sierpe, sitio RAMSAR de gran valor ecológico, fragilidad ambiental e importancia arqueológica y cultural, a cargo de la transnacional Del Monte. “El proyecto pretende hacer cambio de cultivo en un área total de 600,2 hectáreas (ha), la cual en su mayoría corresponde a uso agroforestal (plantación de melina en 84,2% del total), bosque (11,8% del total) y humedales (3,9% del total)” (1).

Sumado a esto, en las cercanías donde se pretende sembrar el monocultivo “se encuentran los cuatro sitios arqueológicos: Finca 6, Batambal, Grijalba y El Silencio, a los que la Unesco declaró Patrimonio de la Humanidad en 2014, por las muy conocidas esferas de piedra” (2).

Según denunció Mauricio Álvarez Mora (presidente de FECON) en mayo de 2017, mediante la “solicitud de nulidad” enviada a SETENA bajo expediente N°D1-18758-016-SETENA, la Setena no ha respetado las obligaciones que debe tener el Estado con la cultura; ni tampoco al Patrimonio Cultural como parte del derecho a un ambiente sano.

El pasado 6 de noviembre mediante la resolución N.º 3374-2019-SETENA, el gobierno piñero de Carlos Alvarado con la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (SETENA) a la cabeza, rechazan el recurso de revocatoria en contra de la viabilidad ambiental, por lo que permiten continuar con la destructiva y devastadora expansión piñera.

 

 

Tal y como lo dio a conocer la Federación Ecologista (FECON) el pasado 13 de noviembre (3), hay una invasión de los agronegocios en las áreas silvestres protegidas. Esto va a contramano del discurso verde y de carbono neutralidad que sostiene el gobierno de Carlos Alvarado para vender una imagen país al mundo, todo un ejemplo de la mentira del “capitalismo verde” que solo ofrece destrucción ambiental con apariencias sostenibles.

Según el Informe Estado de la Nación 2019, hay 16.324 hectáreas de piña en humedales y 3.824 hectáreas en áreas silvestres protegidas (4). Las transnacionales multimillonarias de la piña están produciendo una enorme riqueza a costa de socavar nuestros bosques y tierras fértiles, contaminando ríos, mantos acuíferos, tierras y la salud de nuestra gente. Todo por un sistema capitalista que prioriza la acumulación privada de riquezas, mientras aparenta una mentira de sostenibilidad ambiental.

Es necesario imponer una moratoria a la expansión piñera, así como la creación de impuestos a este monocultivo, en el marco de una crisis fiscal en la que aumenta el costo de la vida para la población trabajadora y pobre, mientras se perdonan las deudas millonarias al fisco para las grandes empresas destructoras, como las piñeras.

El sector ecologista está preparando un “Cabildo Ecologista” para el próximo viernes a las 5:00pm en el Parque de San Pedro, con el fin de tomar acciones de protesta contra esta resolución. Hay que derrotar todos los intentos extractivistas del gobierno, los capitalistas y la Asamblea Legislativa, para defender nuestra naturaleza y los medios de vida de los sectores trabajadores y populares.


1) https://www.diarioextra.com/Noticia/detalle/330523/ambientalistas-alertan-peligro-a-humedal-por-siembra-de-pina

2) https://semanariouniversidad.com/pais/humedal-terraba-sierpe-proxima-victima-la-amenaza-la-expansion-pinera/

3) https://feconcr.com/agronegocios/invasiones-de-pineras-en-areas-silvestres-protegidas-y-humedales-aumentan-300/

4) https://semanariouniversidad.com/pais/pina-y-marihuana-invadieron-areas-silvestres-protegidas-en-anos-recientes/

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre