• Esta protesta se apoya en el negacionismo genocida de gobiernos como el de Trump y Bolsonaro, y con argumentos instalados por discursos neopentecostales.
  • No podemos dejarle la calle a la derecha negacionista. Desde la izquierda y los sectores populares debemos retomar las calles para que sean los capitalistas quienes paguen la crisis.

Deby Calderón Vega

En horas de la mañana unas 50 personas se congregaron frente a Casa Presidencial con consignas como: “No hay pandemia”, “31 muertos no es pandemia” y “déjennos trabajar”. El vídeo compartido en vivo (1) evidenció el negacionismo, el conservadurismo y la irresponsabilidad de sus voceros.

Argumentos como “no hay que cerrar la economía”, “Dios no dejará que entren plagas en tu hogar” o “esto es una simple gripe que apenas lleva 31 muertos en 120 días y eso no puede ser una pandemia” fueron parte de sus palabras. Además los voceros mostraron sus rostros sin mascarillas ni caretas, un irresponsable accionar que muestra que a la derecha no le importan las vidas de las personas más vulnerables. Incluso se atrevieron a “recetar” pastillas y remedios caseros para curarse del Covid-19.

También hicieron un llamado a todos los sectores evangélicos a “salir a las calles” y a “levantar la voz contra el gobierno” porque les está limitando la “libertad de culto” al restringir las actividades de las iglesias a un máximo de 75 personas.

De esta manera la derecha conservadora del país se empieza a movilizar para exigirle al gobierno que haga como si nada pasara. Mientras tanto los muertos y los contagios los ponen los de abajo, la clase trabajadora de las plantaciones, construcciones, las personas migrantes, en los barrios populares y toda persona que tiene que trasladarse a sus trabajos en buses saturados de gente.

Esta protesta negacionista se apoya en las irresponsables y genocidas acciones de gobiernos como el de Trump y Bolsonaro, que han cobrado la vida de miles de personas, por no tomar medidas sanitarias adecuadas para enfrentar la pandemia.

Además la derecha conservadora aprovecha un elemento real, la economía se está deteriorada para los sectores de abajo y quienes pagamos la crisis con hambre y desempleo somos los sectores precarizados, trabajadores del sector privado, pequeños comerciantes, empleados públicos, desempleados, etc.

Toda persona debería tener derecho a una cuarentena con sus condiciones de alimentación, trabajo, salud, vivienda, servicios básicos y educación garantizados. La única manera en que eso sea posible es que paguen las empresas multimillonarias, los corruptos, evasores y altos jerarcas del gobierno.

Para que la gente pueda “quedarse en casa” es necesario crear impuestos al gran capital, a las empresas transnacionales, zonas francas, exportaciones de monocultivos como piña o banano, grandes cadenas de supermercados, medios de comunicación hegemónicos, etc. Además que todos los salarios de los altos funcionarios del gobierno como presidente, ministros, diputados, jueces, alcaldes sean reducidos hasta un salario mínimo base según su profesión.

Estas acciones de la derecha conservadora hacen más que necesario que la izquierda y los sectores populares empecemos a realizar acciones de protesta contra las medidas reaccionarias, conservadoras, clasistas y de derecha que impulsan el gobierno, el FMI, las iglesias, la UCCAEP y la Asamblea Legislativa.


(1)https://video.fsjo6-1.fna.fbcdn.net/v/t42.26565-2/10000000_923484391491324_7523746894479363066_n.mp4?_nc_cat=1&_nc_sid=985c63&efg=eyJ2ZW5jb2RlX3RhZyI6Im9lcF9zZCJ9&_nc_ohc=LfzdA5R8JzAAX-4cfEK&_nc_ht=video.fsjo6-1.fna&oh=39db6af21170dd68ddd7c659fdf17969&oe=5F0D0722

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre