• Hay que organizar desde las bases un plan de lucha para derrotar la contrarreforma neoliberal impulsada por el gobierno, los millonarios evasores y el FMI.

Marcela Ramírez Aguilar, coordinadora regional 15 de APSE

En calidad de coordinadora presenté una moción en el último Consejo Nacional de APSE en el sentido de que “APSE realice un pronunciamiento contra las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional empezando por la forma poco transparente como se negoció. El accionar de dicho ente pretende endeudar y empeñar el país durante muchos años atacando en primer lugar las condiciones de vida de las mayorías trabajadoras. El rechazo a las negociaciones con el FMI se incluirá en los planteamientos de la caravana con relevos regionales y puntos de lucha de APSE.”

Sin embargo, la mayoría del Consejo Nacional no estuvo de acuerdo con la moción. Este espacio es el máximo órgano de discusión política del sindicato antes de la Asamblea General. Una vez más el sindicato no tiene una posición clara y contundente contra los ataques a la clase trabajadora igual que pasa con el proyecto de empleo público. La dirigencia nacional del sindicato es responsable de estas posturas poco claras por no orientar con contundencia.

Hacemos un llamado a que APSE finalmente tenga un posicionamiento de rechazo a las negociaciones con el FMI (entidad que es todo menos cooperación internacional, sino que ha sembrado más pobreza, desempleo, precarización laboral en el mundo, entre otros males) y se organice desde las bases un plan de lucha para derrotar la contrarreforma neoliberal impulsada por el gobierno, los millonarios evasores y el FMI. Es necesaria una gran lucha nacional unificada en las calles de todos los sectores (mujeres, clase trabajadora, estudiantes, indígenas, ecologistas, por la vivienda entre otros) que tengan esta intención.

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre