Proponen declarar el Día Nacional de la Empresa Privada y del Empresario

No es un inocente proyecto de reconocimiento, es una demostración de servidumbre al empresariado.

0
41

Como si les faltara algún reconocimiento un proyecto de ley propone declarar el 23 de febrero de cada año como el Día Nacional de la Empresa Privada y del Empresario. En esa fecha ya los empresarios privados celebran su día, sin embargo, esta constituido mediante un decreto y ahora quieren elevarlo a rango de ley: “es importante reconocer mediante una Ley de la República la contribución de quienes son el motor de la economía”.

Esa fecha se escogió porque es en la que se fundó la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Privado (Uccaep) en 1973. Esta es la organización que aglutina a la mayoría de las cámaras empresariales y que es el abanderado de las políticas antiobreras y ajustadoras en el país. Ya en 1998, en ocasión de su 25 aniversario se decretó esa dedicación, ahora en preparación de su onomástico de oro lo convertirán en ley.

Con esta legislación “se autoriza a las instituciones del Estado y a los gobiernos locales para que se promueva la celebración de este día en todas sus oficinas, con el fin de reconocer y hacer visible el aporte de las empresas en la reactivación económica, en el progreso de las comunidades y en el desarrollo nacional”. Además, se le ordena al Ministerio de Educación que promueva “la inclusión de actividades conmemorativas y académicas en los centros educativos para la celebración de este día, con el fin de incentivar una cultura empresarial y de emprendimiento entre las personas estudiantes”.

Esta es una declaración más de los profundos lazos entre el gobierno, la Asamblea Legislativa y los empresarios. No es un inocente proyecto de reconocimiento, es una demostración de servidumbre. Mientras a estos se les celebra, el 1 de mayo cada vez está más vacío de contenido como el “Día del Trabajo”, sin un sujeto, sin una clase y opacado por la elección del directorio legislativo. Por el contrario, ese día se conmemora a la clase trabajadora como sujeto histórico y la sangre que ha derramado para lograr cada una de las conquistas de ha conseguido y, que hoy en día, el gobierno quiere traerse abajo.

La burguesía pide y se le da. No quieren pagar impuestos, les aprueban una amnistía tributaria y de deudas con la seguridad social para borrar las deudas. Hay que solucionar el déficit fiscal, ¡que lo paguen otros! (léase las y los trabajadores) y recetan el IVA, el Plan Fiscal y la Ley de Empleo Público. No quisieron afectar sus ganancias durante la pandemia: suspensiones de contratos, reducciones de jornadas y atraso del pago de tributos. Les moleta que haya gente reclamando en las calles: la ley antihuelgas y los ataques a los sindicatos. Hay que ponerse a tono con las políticas neoliberales internacionales: ingreso a la OCDE, acuerdo con el FMI, Alianza del Pacifico y el TPP. Los costos de producción son muy altos: “jornadas excepcionales” de doce horas.

El gobierno está en función de los grandes empresarios y sus exigencias, no de las necesidades de los sectores populares. Dicen que son los “motores de la sociedad” y eso no es cierto. ¿Qué hace un empresario sin trabajadores y trabajadoras a los que explotar? Tiene que cerrar su empresa. Y ¿qué hacen trabajadores y trabajadores sin patronos? Trabajar y producir. El emprendedurismo se muestra como LA SALIDA, pero es la coronación del individualismo, de la adaptación a las reglas del capitalismo, es el sueño de una vida mejor a costa de pasarle por encima a los otros. En lugar de eso hay que organizarse como clase y luchar por una sociedad diferente, anticapitalista, donde las necesidades estén por encima de las ganancias y el desarrollo sea de forma colectiva.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí