• El gobierno debe cerrar instituciones educativas por al menos 15 días para evitar el contagio masivo.

Por Heidy Valencia Espinoza

Docente de español, CINDEA Moravia y Liceo de San José

Vicecoordinadora de la Regional 07 de APSE

El Ministerio de Educación Pública, de manera irresponsable, continúa sin cerrar temporalmente las instituciones educativas, a pesar de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el coronavirus COVID-19 pandemia por ser una enfermedad que ataca con virulencia a personas de edad avanzada y también a quienes tienen enfermedades crónicas (padecimientos de tipo respiratorio, hipertensión, diabetes y otras que comprometen el sistema inmunológico), a sabiendas de que en los centros educativos se reúne personal docente, administrativo y la comunidad estudiantil, es decir, en la mayoría de casos corresponde a cientos de personas que están expuestas al contagio. 

La Ministra de Educación, Guiselle Cruz insiste en que deben apegarse a las indicaciones del Ministerio de Salud que por el momento son preventivas, por eso únicamente emitieron lineamientos para prevenir por medio de los protocolos de lavado de manos, tos y estornudo. Cuando la ministra sostiene que la mejor manera de enfrentar al coronavirus COVID-19 es la prevención, parece ignorar totalmente la realidad educativa del país, dado que en la gran mayoría de centros educativos públicos no se cuentan con los insumos higiénicos para garantizar la prevención. Además, no es justificación alguna que la población estudiantil no está propensa al contagio, por el contrario, se relacionan directamente con el personal docente y administrativo, por lo que se expone a cientos de miles de personas, estudiantes y sus familias a una pandemia que puede conducir a la muerte a personas de edad avanzada y con enfermedades crónicas. 

Es una incongruencia total que el Ministerio de Salud y el gobierno tomen medidas como la cancelación de eventos masivos o sugerir el teletrabajo, pero no cierren los centros educativos durante al menos 15 días para prevenir el contagio masivo, tal como ya se ha hecho en otros países, por ejemplo, Francia. En cuanto a políticas públicas, el manejo de la pandemia no es congruente con lo sugerido por la OMS, el gobierno está tratando el coronavirus COVID-19 como si fuera un virus estacionario, cuando en realidad se trata de un virus nuevo del que no se sabe realmente toda la historia. 

Por eso, exigimos al gobierno que tome medidas para cerrar inmediatamente las instituciones educativas por al menos 15 días para evitar el contagio masivo producto de continuar con normalidad el curso lectivo. También, apoyamos totalmente que padres y madres de familia cierren los centros educativos, no envíen a las escuelas y colegios a sus hijos e hijas para resguardar su salud y la de sus familias. Asimismo, aunque las dirigencias sindicales solicitaron al MEP el cierre de las instituciones educativas y la respuesta fue negativa, exigimos a las dirigencias nacionales del magisterio a que en caso de que el gobierno no tome medidas para el cierre inmediato de los centros educativos, encabecen esta medida y hagan un llamado a trabajadores y trabajadoras de la educación para cerrar las instituciones por la salud de toda la población involucrada.

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre