Operadoras de Pensiones invierten ₵1,6 billones en fondo que financia armas militares y nucleares

BlackRock es el inversor más grande del planeta y una considerable parte de sus recursos son utilizados para financiar la industria armamentística.

0
92

Un análisis del Semanario Universidad determinó que las seis Operadoras de Pensiones del país mantienen invertidos ₵1,6 billones de fondos del Régimen Obligatorio de Pensiones (ROP) en el fondo de inversiones estadounidense BlackRock. Este es el inversor mas grande del planeta y una considerable parte de sus recursos son utilizados para financiar a la industria armamentística.

Universidad, con datos de la Supen, estima que esas inversiones equivalen al 17,24% de los ₵9,5 billones de fondos del ROP. Los casos más extremos son los de las operadoras del Banco Popular y del BAC, ya que, mantienen invertidos ahí más del 25% del total de sus recursos provenientes del ROP. Además, esa empresa también maneja 352 millones de dólares de reservas internacionales del Banco Central (BCCR).

El Popular tiene el 14,69% de su ROP (₵539,5 mil millones) en BlackRock Fund Advisors, el 10,36% (₵380,6 mil millones) en BlackRock Asset Management y el 0,05% en acciones EFT de la marca iShare, que emite BlackRock. Por su parte el BAC tiene el 16,10% de su ROP en acciones iShare (₵195 mil millones) y el 10,37% en BlackRock Asset Management (₵125,6 mil millones). Ambas entidades superan el máximo legal de inversión en un “mismo emisor, sus subsidiarias y filiales” que es de un 10%.

Estas inversiones hacen parte de un proceso de dolarización de los recursos de estos entes. Entre 2019 y 2021 el saldo de la cartera en esa moneda fuera del país de todas las operadoras pasó de ₵992 mil millones a ₵2,9 billones. Esto representa un salto de 194%. Información de la Supen señala que las carteras dolarizadas pasaron de representar el 11,6% del total en diciembre de 2020 a ser del 16,9% en diciembre de 2021. La mayor parte de esos recursos son los correspondientes al ROP que mantiene ₵2,7 billones, es decir, el 93% de todos los fondos colocados en los mercados internacionales.

Estos fondos, asumen riesgos asociados al mercado en el que están colocados, donde hay una mayor variación de los precios de mercado, volatilidad en las tasas de intereses, riesgos de crédito y cambiarios ante eventuales incumplimientos de pago producto de los movimientos en la valorización de las monedas. Por ejemplo, BlackRock anunció que congelará el 22 de agosto (durante 6 o 12 meses) 11 fondos iShare de acciones en la Bolsa de Estados Unidos debido a “las mayores pérdidas hasta la fecha desde al menos la década de 1960”.

Pero, además de esos riesgos bursátiles, la colocación de recursos en BlackRock implica financiar las actividades de ese inversor en minería y comercio de armas militares y nucleares. Ese inversor es accionista de las dos principales empresas de armas del mundo: Lockheed Martin con una facturación en 2021 de 67 mil millones de dólares y Raytheon Technologies con facturación de 64 mil millones de dólares. Además, “la plataforma financiera BlackRock financia, a través de fondos de inversión, acciones o bonos, con un total de 35.912 millones de dólares a empresas de armamento como Boeing, Honeywell Internacional, Airbus Group y Northrop Grumman”.

Por otro lado, “el informe ‘Don´t Bank on the Bomb’ (2018) de la ONG holandesa PAX ha publicado un listado de 329 bancos, fondos de pensiones, compañías de seguros y gestoras de activos financieros de 24 países, que proporcionaron –entre 2014 y 2017– financiación a empresas productoras de armamento nuclear; tres de ellas, las estadounidenses BlackRock, Vanguard y Capital Group, aportaban según el informe más de 110.000 millones de dólares”.

La cada vez mayor proporción de recursos de pensiones fuera del país colocan en una posición de alta volatilidad los ahorros de millones de personas. Las pérdidas de Wall Street son pagadas con nuestras pensiones y cada vez es menos seguro lograr una vejez con condiciones mínimas de dignidad. Los ahorros de las personas trabajadoras no deben financiar las actividades destructivas del capitalismo, por lo que hay que demandar la salida de todos los recursos colocados en el grupo BlackRock y cualquiera de los otros fondos de este tipo.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí