• Propuestas del Ejecutivo cargan la crisis sobre la clase trabajadora.
  • Cámaras empresariales a favor del acuerdo exigen no pagar nuevos impuestos.

Sthefanny Zúñiga

El pasado 5 de enero el gobierno dio a conocer que las negociaciones con el FMI darán inicio el lunes 11 de este mes. Esto en aras de firmar un Acuerdo de Servicio Ampliado (SAF), este tipo de acuerdos -a diferencia de los Stand By- se dan en una “situación de balanza de pagos crítica a mediano plazo” y tiene un tiempo más prolongado de aplicación e implican reformas más profundas:

Los acuerdos ampliados suelen aprobarse por períodos de tres años, pero también pueden aprobarse por períodos de hasta cuatro años, a fin de implementar reformas estructurales profundas y duraderas.” (1)

Con lo cuál el país se estaría sometiendo, por un lapso de entre 3 a 4 años, a una serie de reformas impuestas por el FMI para “arreglar” los números del país, a coste de perjudicar a los sectores explotados y oprimidos, como bien sucedió en otros lugares como Argentina o Grecia.

En la actual propuesta a este organismo internacional, el gobierno hizo una serie de cambios quirúrgicos para incluir menos impuestos (no incluyendo algunos como el de vehículos, y de la propiedad) y más recortes, apostando por descomprimir los sectores de pequeños propietarios que se movilizaron junto a Rescate Nacional. De esta forma, recarga la crisis sobre la clase trabajadora, algo que advertimos desde esta página con con anterioridad (2).

Para esta ocasión el gobierno pretende sentarse a negociar con Manuela Goretti, encargada de la misión del FMI y, entre las propuestas, se encuentran las siguientes:

  1. Cambiar el impuesto a las casas de lujo valoradas en más de 200 millones e imponer una tasa del 0.5% a todas las que superen ese valor.
  2. Aplicar la renta global para recaudar entre el 0.12% y el 0.24% del PIB.
  3. Recorte al gasto donde se plantea: vender la cartera de créditos de CONAPE, congelar las pensiones de más de ¢450 mil con cargo al presupuesto (Magisterio, Hacienda, entre otros) hasta que la deuda baje del 60%, un proyecto para que las empresas estatales hagan un “aporte” al Estado y reducir exoneraciones como la del salario escolar.

También algunas diputaciones luego de una reunión en Casa Presidencial (3) hablaron sobre la posible inclusión de un aumento en el I.V.A del 1% y el impuesto a las transacciones bancarias. Propuestas que fueron desmentidas posteriormente por el Ejecutivo (4), pero que están en discusión desde hace varios meses y no se puede descartar que se implementen.

En cuanto a las medidas que atacan a la clase trabajadora, desde Presidencia trabajan la propuesta de Empleo Público (5), como parte de la agenda anti-trabajadora del PAC y, al mismo tiempo, de los posibles acuerdos con el FMI. A esta se le suman los ataques quitando exoneraciones progresivas como la del salario escolar o a algunas pensiones o su congelamiento.

Sobre el precario papel de las burocracias sindicales y el Frente Amplio

Desde un principio, las posiciones de las burocracias sindicales fueron ambiguas con respecto al acuerdo con el FMI, pues mientras unas se “oponen” (formalmente, pero sin medidas reales de lucha), otras levantan la política de la renegociación. Tal es el caso de APSE que asumió esta postura meses atrás, con la oposición interna de sectores de izquierda (incluyendo nuestra compañera Marcela Ramírez, coordinadora regional en APSE).

Esta división en las cúpulas sindicales es regresiva en el tanto desorienta la lucha de la clase trabajadora, no plantea ninguna acción de lucha (al menos hasta el momento de escribir este artículo) y le da más espacio a los sectores empresariales y burgueses para imponer su agenda recortista, tal como ya lo hacen diversas cámaras (6).

En esta política sindical resulta evidente la correa de transmisión política del Frente Amplio (FA), principal artífice de la bandera de renegociar el acuerdo con el FMI. Esto ayuda a desmovilizar a las masas trabajadoras y pone todas las pelotas en la canasta del parlamento, a la espera de que este haga un “buen acuerdo”.

Esta posición de cretinismo parlamentario ya se crítico con anterioridad, ya que, en primer lugar, no se puede esperar que salga algo bueno de una Asamblea Legislativa sumamente conservadora y anti-obrera, que aprobó el plan fiscal y la ley antihuelgas y, además, ayudó a que la crisis sanitaria recayera con más peso sobre los sectores empobrecidos. En segundo, resulta un error no hacer un llamado a los distintos sectores de izquierda para organizarse y salir a luchar contra los ajustes del gobierno y el acuerdo con el FMI.

Ante toda esta situación, resulta importante la lucha unitaria entre las organizaciones sindicales con los campesinos, transportistas y comunidades aglutinados en Rescate Nacional, así como sumar al movimiento estudiantil, feminista, ecologista, etc., para pelear en contra del acuerdo con el FMI y sus medidas de ajuste contra los sectores populares, y exigir que la crisis la paguen las grandes empresas y fortunas. Para forjar esta unidad es necesario convocar a un Encuentro Nacional de Lucha contra el FMI, pero las dirigencias sindicales burocráticas se niegan a esto y, en cambio, priorizan coordinar acciones limitadas de “protesta” entre cuatro paredes. Desde el Nuevo Partido Socialista (NPS) hacemos un llamado a los distintos sectores de izquierda en el movimiento sindical, estudiantil y social en general, para levantar una campaña contra el FMI y exigir a las direcciones sindicales que utilicen sus recursos para garantizar un encuentro con delegaciones de todos los sectores dispuestos a luchar contra el FMI.

Notas:

1 FMI. https://www.imf.org/es/About/Factsheets/Sheets/2016/08/01/20/56/Extended-Fund-Facility

2 Izquierda web. http://izquierdaweb.cr/nacional/sobre-el-caracter-de-las-protestas-convocadas-por-el-movimiento-rescate-nacional/

3 Semanario Universidad. https://semanariouniversidad.com/ultima-hora/diputados-molestos-porque-hacienda-renego-de-aumentar-iva-y-gravar-transacciones-bancarias/

4 Semanario Universidad. https://semanariouniversidad.com/ultima-hora/hacienda-niega-plan-de-aumento-del-iva-al-14-y-el-impuesto-a-las-transacciones-bancarias/

5 Izquierda web. http://izquierdaweb.cr/nacional/retomemos-las-calles-contra-los-ataques-al-salario-no-al-proyecto-de-empleo-publico-2/

6 Semanario Universidad. https://semanariouniversidad.com/pais/camaras-apoyan-negociacion-con-fmi-pero-rechazan-nuevos-impuestos/

 

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre