Por Heidy Valencia Espinoza

Nos manifestamos hoy en solidaridad con la rebelión en Estados Unidos, donde el asesinato racista de George Floyd perpetrado por la policía de Minnesota fue la chispa que encendió la furia de millones de jóvenes, trabajadores, afroestadounidenses y personas latinas.

No solamente es una lucha totalmente legítima contra el racismo para reclamar que las vidas negras importan, también es un descontento acumulado de millones de personas desempleadas frente al gobierno de Trump que es enemigo de la población negra, de las mujeres y los trabajadores. El negacionismo de Trump condujo a la muerte de 100 mil personas. Pero hoy la rebelión en EEUU le está demostrando al mundo entero que la lucha de clases y la polarización no se detiene con la pandemia.

Están demostrando también que hay una nueva generación dispuesta a pelear, que en Estados Unidos pueden haber rebeliones y un régimen político tan estable puede tambalear. Pero no es tan sencillo, la militarización y represión que lleva a cabo Trump es brutal.

Por eso es necesario rodear de solidaridad la rebelión que está desafiando el toque de queda. Desde América Latina manifestarnos para que esa rebelión en el corazón del capitalismo siga radicalizándose y logre la salida de Trump, eso sin lugar a dudas, sería un impulso para luchar en todos los países, incluida CR contra el ajuste que imponen los gobiernos en función de los ricos y contra los de abajo.

¡Viva la rebelión en EEUU! ¡Fuera Trump!

 

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre