Por Gilda González, expresidenta de APSE

La Nación de hoy sábado 4 de enero del 2020, presenta un artículo con el título “Gobierno afronta faltante de ₵840.000 millones en pago de pensiones” de la periodista Rebeca Madrigal. Todo parece indicar que la periodista en cuestión no se informó bien sobre las pensiones del Magisterio Nacional porque abunda en mentiras, con esas mentiras que este periódico siempre ha pretendido poner al pueblo en contra del Magisterio.

 

 

Es importante indicar que el régimen de pensiones del Magisterio nace en 1958 como un régimen solidario y tripartito con una cotización de un 5%, ignora la citada periodista que el Gobierno nunca hizo el fondo para pagar las pensiones, esos dineros fueron a la caja única del Estado y se esfumaron, por eso en su momento el Gobierno se vio en la obligación de asumir el pago de las pensiones, es una deuda que tiene con el Magisterio Nacional.

Miente la periodista cuando dice que en 1997 los trabajadores de la educación cotizaban un 7%, se empieza a cotizar un 7% a partir de 1991 con la promulgación de la Ley 7268 y se estableció el monto de reemplazo (pensión) en el promedio de 12 mejores salarios de los últimos 24 meses.

A partir del 13 de julio de 1995 y luego de una larga huelga, se aprueba la ley 7531 (gobierno Figueres Olsen con Álvarez Desanti como Presidente de la Asamblea Legislativa), en el artículo 70 se establece que los activos y jubilados cotizarán para el régimen de un 10% a un 16% hasta los ₵3.989119,45, que es el salario máximo de un catedrático de la UCR con 30 anualidades, la periodista dice varias falsedades, omite y supongo que adrede que el artículo 71 establece una cotización para los que superan los ₵3.900.000 que va del 25% al 75%, ningún otro régimen de pensiones tiene una cotización tan alta, afirma que si un pensionado gana ₵6 millones tiene ₵2,1 millones exentos, (no investigó nada) o aparentemente solo hace caso con las orejas gachas a sus jefes para desprestigiar al magisterio, ambas cosas terribles a mi modo de ver.

 

Compartimos el siguiente artículo de la compañera Gilda González expresidenta de Apse sobre el artículo de la Nación del…

Posted by CAMBIEMOS on Saturday, January 4, 2020

 

No está de más agregar que según datos de la Junta de Pensiones del Magisterio (JUPEMA) a marzo del 2019, dan una cifra global de 43.487 pensionados en el RTR. De ellos, sólo el 1,75% devengan pensiones superiores a ₵4 millones nominales, y léase con atención, solo el 0,41% reciben montos de ₵6 millones o más. Por el contrario, el 81,3% de los jubilados del RTR reciben una pensión nominal de ₵1,5 millones o menos.

Siguiendo con el ejemplo de la pensión de ₵6 millones de colones, esa persona paga de forma escalonada por el artículo 70 la suma de ₵570.559,85 y por el artículo 71 paga ₵589.931,03 y si a eso le sumamos el impuesto sobre la renta que es ₵760.150, la cuota a la CCSS es de ₵300.000 y el 5% a la Junta de Pensiones de ₵3.000 el total de deducciones es de ₵2.250.640,87, eso quiere decir que una persona con una pensión nominal de ₵6.000.000, recibe como pensión líquida la suma de ₵3.749.359,13, no voy a entrar aquí a discutir si esto es mucho o es poco, el asunto de fondo es la falsedad que publica La Nación con la única intención de desprestigiar el régimen de pensiones del Magisterio, está pensión y todas las pensiones del Magisterio no tienen ningún monto exento de cotización, excepto las pensiones inferiores a ₵768.600 que por cierto son muchas en el Magisterio Nacional, se hizo la excepción pues no era justo que pensiones tan bajas cotizaran montos tan altos, para escribir la verdad, bastaba con que Rebeca Madrigal hiciera clic en la página web de la Junta de Pensiones o simplemente revisara la ley 7531 para descubrir la realidad y además el artículo en cuestión la emprende hasta contra el porcentaje que paga el Estado al IVM, obviamente este tipo de noticias lo que tienen es el interés de atacar a todos los regímenes de pensiones, considerando una carga hasta el régimen no contributivo, tratando de librar al Estado de su contribución y obviamente que los patronos no paguen y llevarnos a la cuenta individual con la que soñó Otto Guevara y hoy defiende Pedro Muñoz y otros que representan los intereses de los grandes empresarios en la Asamblea Legislativa pero nunca los del pueblo, cada vez que veo estás cosas no puedo dejar de pensar en el poema de Bertolt Brecht: primero se llevaron …. Ahora vienen por mí, pero ya es demasiado tarde.

*El título de esta nota fue agregado por el editor

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre