• Un call center reúne el 7,6% de todos los casos de Covid-19 del país.
  • La vida de las personas trabajadoras debe estar por encima de las ganancias de los capitalistas.

 Por Víctor Artavia

Hoy, durante la habitual conferencia de prensa del gobierno sobre el estado de la pandemia, el Ministro de Salud Daniel Salas informó que dos call centers en San José presentan un total de 54 casos positivos de Covid-19. Sobre un total de 626 casos confirmados en el país, esos dos call centers concentran el 8,6% de las personas contagiadas y, tan solo uno de esos centros de llamadas presenta 48 casos (el 7,6%).

Estos datos no sorprenden: pisos cerrados, con aire acondicionado y hacinados con cientos de personas, son un potencial foco de contagio de Covid-19. Ante esto, el gobierno no toma medidas a fondo para garantizar el derecho a cuarentena en los call centers; a lo sumo solicitó que trabajaran con un 50% de su capacidad. Pero esta medida es insuficiente y muchas empresas la violentan con tal de incrementar ganancias; el Ministro de Saludo confirmó que sobre uno de los call centers con casos confirmados ya pesaba una orden sanitaria por incumplimiento de las normas de aforo.

Así, mientras el gobierno nos pide lavarnos las manos y quedarnos en casa, la realidad que enfrentan cientos de miles de personas trabajadoras de la empresa privada es otra, pues se ven forzadas a desplazarse a centros de trabajo. ¿Por qué sucede esto? Simple: para garantizar las ganancias de los capitalistas, para quienes el lucro está por encima de la vida.

La pandemia sacó a flote las diferencias de clase en la sociedad capitalista, donde las posibilidades de resguardarse ante un virus potencialmente mortal son menores para los trabajadores y trabajadoras, en particular para quienes laboran en los sectores más precarizados y sin organización sindical.

¡Por el derecho a guardar cuarentena a las personas trabajadoras de call centers!

¡Nuestras vidas valen más que sus ganancias!

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre