La Caja Costarricense de Seguro Social es un pilar de la democracia y la paz social de nuestro país, con un modelo de salud reconocido como exitoso en el nivel mundial: público, solidario y universal.

Pero la CCSS también ha sido víctima de saqueos, manejos financieros irregulares y poco diáfanos, decisiones administrativas caprichosas y políticas orientadas a su destrucción, con la pretensión de convertir el derecho a la salud en un negocio para unos cuantos.

Parte de esa estrategia ha sido la de privatizar los servicios básicos de salud, incluso a contrapelo de las disposiciones establecidas en nuestra Constitución, en la ley y en los reglamentos.

La actual pretensión de reformar el Reglamento de Contratación de Servicios de Salud a Terceros, para favorecer los servicios básicos de salud en manos privadas, nacionales o internacionales, forma parte de esas pésimas intenciones y debe ser rechazada de manera vehemente.

Al amparo del Artículo 9 de la Constitución Política y del artículo 9 de Código Procesal Contencioso Administrativo, solicitamos a la Junta Directiva de la CCSS que, si persiste en el intento de la reforma reglamentaria que rechazamos, abra la discusión a toda la sociedad integrando a los sectores sociales y a los ciudadanos, son ellos quienes deben tener la última palabra en la defensa y fortalecimiento de la CCSS.

Nueve funcionarios transitorios en sus funciones no tienen el derecho de poner en peligro una de las conquistas sociales más sagrada.

Frente Nacional por la Seguridad Social – FRENASS – En defensa de la Caja.

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre