• El diputado frenteamplista llamó a desmontar los bloqueos y confiar en el diálogo del gobierno, una orientación que conduce a la derrota del movimiento.

Víctor Artavia

Desde que el gobierno de Carlos Alvarado presentó su propuesta de negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el diputado José María Villalta del Frente Amplio (FA) dejó en claro que no se oponía del todo a la negociación con ese organismo internacional, dejando de lado una bandera histórica de la lucha antiimperialista en Latinoamérica. En cambio, adujo que iba a luchar por eliminar los aspectos regresivos y reforzar los progresivos de la propuesta del gobierno, lo cual ahora desde el FA promueven con la consiga de “justicia tributaria”.

En su momento nos referimos a esto como un ejemplo del cretinismo parlamentario característico del reformismo, por medio del cual se confía en el parlamento como un espacio de discusión “racional” para resolver los problemas sociales, obviando que dentro del mismo operan los intereses de las clases sociales en conflicto dentro de la sociedad y, dato importante, siempre la burguesía lleva las de ganar. Es absurdo suponer que la Asamblea Legislativa que votó el combo fiscal y la ley anti-huelga (entre otros proyectos reaccionarios), va comportarse de forma diferente en esta ocasión.

Esto ya es suficiente para demostrar el desgaste del proyecto reformista del FA, pero José María Villalta quiso ir un paso más adelante la tarde de este martes, cuando declaró al periodista Oscar Ulloa de Noticias Repretel que “hay que darle oportunidad a ese proceso de diálogo” y llamó a levantar los bloqueos para “abrir un espacio de distensión (…) y si no fructifica la población podrá volver a manifestarse”. Llamar a dejar de luchar para sentarse a dialogar sin presión en las calles, con un gobierno que durante su gestión no se cansa de demostrar que están en función de los arriba, en los hechos es un llamado para rendir la lucha contra el ajuste del gobierno, la UCCAEP y el FMI.

Además, este martes Patricia Mora se sumó a las “mesas de negociación”, legitimando la farsa de Casa Presidencial que los medios de comunicación utilizan para atacar a quienes sostienen los bloqueos.

Así las cosas, ya no sólo se trata de cretinismo parlamentario reformista, sino que ambos demostraron que su papel es el de cómplices del gobierno más reaccionario de las últimas décadas. El FA hace rato abandonó a la izquierda y no tiene nada que ofrecer a la clase trabajadora, las mujeres y la juventud. Por eso es necesario relanzar la izquierda anticapitalista en Costa Rica, tarea que asumimos quienes militamos en el NPS.

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre