• Trabajadores y trabajadoras de la finca 3 en Cariari de Pococi se declararon en huelga ante el aumento de casos de covi-19 y la despreocupación de la patronal.

Por Redacción

Trabajadores y trabajadoras de la finca 3 en Cariari de Pococi, Limón, se declararon en huelga este viernes ante el aumento de casos de covi-19 y la despreocupación de la patronal.

Según los mismos trabajadores ayer tuvieron que sacar a cuatro personas enfermas mientras que los empresarios exigen la continuidad de las labores y no les brindan elementos de protección ni de higiene. A pesar de tener más de dos meses de declarada la emergencia nacional por la pandemia recién este jueves colocaron jabón en los lavatorios de algunas de las fincas.

Esto es parte de la lógica de explotación del empresariado al que no le importan las vidas de las y los trabajadores y solo velan por la continuidad de sus ganancias.

Desde Izquierda Web CR hemos denunciado la dictadura patronal que impera en el sector privado. Durante abril unos de los puntos focales de contagio fueron los call centers donde la aglomeración de personas llevó a que hasta un 7.6% de los casos se dieran en estos centros.

Por su lado, las plantaciones son de las empresas que no han parado ni un solo segundo exponiendo a sus trabajadores y trabajadoras al contagio.

Así, mientras el gobierno nos pide lavarnos las manos y quedarnos en casa, la realidad que enfrentan cientos de miles de personas trabajadoras de la empresa privada es otra, pues se ven forzadas a desplazarse a centros de trabajo. ¿Por qué sucede esto? Simple: para garantizar las ganancias de los capitalistas, para quienes el lucro está por encima de la vida.

La pandemia sacó a flote las diferencias de clase en la sociedad capitalista, donde las posibilidades de resguardarse ante un virus potencialmente mortal son menores para los trabajadores y trabajadoras, en particular para quienes laboran en los sectores más precarizados y sin organización sindical.

¡Por el derecho a guardar cuarentena a las personas trabajadoras!

¡Nuestras vidas valen más que sus ganancias!

 

*Imagen de elmundocr

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre