Hasta Cacique falta por los recortes del gobierno

0
10

 

  • La FANAL reportó que tiene una caída en la producción de guaro Cacique debido a su imposibilidad de comprar la materia prima necesaria, producto de los limites impuestos por la regla fiscal.

Johan Madriz

Cuando el gobierno de Carlos Alvarado anunció que el presupuesto del 2021 tendría los recortes más grandes en la historia estaba declarando que, a excepción del pago de la deuda, ninguna partida se salvaría del ajuste.

Ahora en el último tracto del año las consecuencias son notorias en todas las áreas. Un apagón educativo, el sistema de salud colapsado, el desempleo en cifras históricas, la pobreza aumentando, la informalidad es la tónica, la desigualdad es de las mayores en el mundo, los salarios no alcanzan y hasta el Cacique está en peligro.

La FANAL reportó que tiene una caída en la producción de guaro Cacique debido a su imposibilidad de comprar la materia prima necesaria, producto de los limites impuestos por la regla fiscal.

Para el 2020 tuvo un presupuesto de ₵27 mil millones y el tope de crecimiento para este año fue de 1.6%. Esto a pesar de que la institución tuvo un crecimiento de 26% impulsado por un aumento en las ventas de licor y, principalmente, de alcohol sanitario, producto del aumento en la demanda por la pandemia.

Actualmente se encuentran a la espera de la aprobación de un presupuesto extraordinario por ₵4 mil millones.

Debido a la contención del gasto la empresa, adscrita al CNP, está realizando menores compras de materia prima, aunque si tenga los recursos necesarios para aumentar su producción. A julio ya se había gastado el 85.32% del presupuesto del año para eso rubro. La disminución es drástica, en agosto las compras fueron de 397 mil litros y en el mismo mes del año pasado fueron de 1 965 904 litros.  Ante este panorama está priorizando la producción de alcohol sanitario para la CCSS.

La FANAL se encuentra en el punto de mira de la burguesía como una de las ultimas empresas estatales con un monopolio, por lo que desde hace años abundan las ideas para venderlo y permitir la producción privada de alcohol. Sin embargo, la pandemia vino a demostrar su valía, ya que desde el principio la empresa redireccionó todos los recursos necesarios para abastecer al sistema de salud público, a las instituciones y a la población del tan preciado alcohol sanitario.

Fuera de lo jocoso que puede resultar un desabastecimiento de una marca de guaro, la realidad es que es una muestra más de los alcances de los recortes y el ajuste, amparados por el acuerdo con el FMI.

Hay que pararle la mano al gobierno que ya presentó el proyecto de presupuesto para el próximo año siguiendo los mismos objetivos de ajuste, que incluso se ajustan al último y más restrictivo escenario de la regla fiscal.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí